2 de noviembre de 2006

Solicito su Aporte Solidario



Se aproxima una nueva Teletón y leyendo algunos artículos, post, y panfletos varios, se me ha antojado escribir sobre la presunta solidaridad de los chilenos. En el post anterior, básicamente discutíamos sobre una supuesta identidad del homo chilensis, si era posible conocerla, que utilidad prestaban las estadísticas y encuestas e opinión en tal sentido. Pues bien, por lo menos mi conclusión sobre el debate que generamos es que, por el momento, únicamente podremos contar con opiniones arbitrariamente forjadas para efectos de cualquier diálogo. En esta oportunidad les presento la mía sobre un tópico de moda.

Vivimos en un país en que las cifras indican que la economía mejora, por lo menos para los grandes. “...con los informes de los resultados del primer semestre de las empresas se pudo observar que se estaba en una buena etapa, con un 52% de las Sociedades Anónimas incrementando sus beneficios, eso se ratificó en este tercer trimestre, donde las compañías que tenían plazo hasta ayer lunes para presentar sus estados financieros mostraron un alza de 50,68% en sus utilidades y más de US$6.000 millones en ganancias a septiembre”. (fuente: terra 28 de octubre) Por otra parte las diferencias de ingreso entre adinerados y la plebe son monstruosas, como en pocos lugares del orbe.

¿Cómo encaja la caridad en tal entorno? Existen diversas maneras de enfocar el tema, de ellas elijo dos. La primera de ellas es la de quienes deciden “ponerse”. Sus motivaciones pueden ser múltiples, desde el sincero interés en mejorar la vida de aquellos a quienes se ayuda, pasando por la necesidad a veces bastante superflua de tranquilizar la conciencia de aquellos más sentimentales, hasta una lógica utilitarista que entiende la caridad como un negocio, un asunto de imagen. El espectáculo de la Teletón nos permite identificar claras expresiones de aquellos y otros impulsos. Así, por ejemplo, el Banco de Chile pasa, de ser un gigante del comercio del dinero cuyos operarios no dudarán en dejar en la calle a quien no sea capaz de pagar su hipoteca, a ser “el banco de la teletón”: En cuanto a las estrellas de la farándula criolla que “aportan su granito de arena, entregando lo que saben hacer”, muchas veces ni siquiera tienen la preocupación de ocultar sus conflictos de figuración, que revelan un interés paralelo, sea secundario, primordial o único: potenciar sus carreras. Por otra parte buena parte de los chilenos, conmovidos por trágicas historias que se difunden en la maratón televisiva, entregarán algunas lucas que les sobren, sintiéndose verdaderos filántropos. Algunos, tanto o más necesitados que los destinatarios de la campaña, se privarán de calorías indispensables para su nutrición por ayudar a los lisiados. En síntesis: De todo.




¿Cómo juzgar entonces este paradigma de la unidad nacional dirigido a la caridad? Algunos hablan de “chantaje emocional” y derechamente boicotean la campaña. Parece bastante lúcido. Otros no sólo respaldan la campaña sino que arden de ira al vomitar a los detractores. Generalmente son personas honestas y sentimentales.

A mi juicio es el otro enfoque el que nos acerca a respuestas más definitivas. El de los destinatarios y el de aquellos que sufriendo una eterna postergación, podrían serlo. Porque para la Teletón el caballito de batalla, en principio, son los “niños impedidos”, del mismo modo que al recaudar fondos para los enfermos de SIDA, parece que sólo resulta procedente solicitar dinero si se pretende entregar a los niños que lo padecen. Evidente: junto con la apreciación sobre la necesidad de espantar los cocodrilos del bolsillo, automáticamente el chileno formula un juicio moral, del cual, en general, sólo resultan indemnes los niños. Por eso resulta muy difícil pedir ayuda económica para la rehabilitación de los alcohólicos, delincuentes e incluso para los indigentes adultos. Es una manera de ver la realidad, legítima como cualquier otra. Así un barbón presidente de los Estados Unidos, republicano por cierto, dijo en una oportunidad “nadie puede ayudar al hombre, haciendo lo que éste puede hacer por si mismo”. ¿Entonces sólo consideramos legítimo ayudar a quienes lo merecen? ¿No podemos dejar de pensar, antes de romper el chanchito, en como llegó una persona a transformarse en impedido, enfermo o mísero? Pues bien, a quienes entregarán dinero en esta oportunidad, les recuerdo que junto con ayudar a aquel joven que tras un accidente de tránsito nunca más podrá caminar, también apoyará al otro muchacho, hoy tetrapléjico, que iba manejando el vehículo ebrio a su lado.

Si ampliamos esas reflexiones y alguna vez concluimos que la caridad no debiera estar condicionada por apreciaciones moralistas, quizás ese día Chile pueda ser considerado un país de hombres y mujeres solidarios. Antes no.

Espero sus opiniones y su aporte solidario en mi cuenta corriente porque también lo necesito bastante.

Roberto





44 comentarios:

Sangre Ácida dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo en cada uno de tus argumentos.

La Teletón o Cerdotón como la denomina nuestro queridísimo Sophosfoto en su campaña que lleva hace un buen tiempo ya a la cual me adherí, es toda una maquinaria poderosa y mediática que juega con nuestra sensibilidad empleando el chantaje emocional explotando las imágenes de los niños en detrimento de su condición humana para que los chilenos y hagan su aporte solidario. Y pobre de aquel que se atreva a ir en contra de todo lo que implica la Teletón o tocar a la vaca sagrada de la televisión Mario Kroisberger ya que puede caer en la peor de las desgracias sea quien sea el personaje en cuestión, ya que todos sabemos que opera con el apoyo de los poderes fácticos.

En tal sentido, a pesar que no es de mi color político, el alcalde De La Maza se ha atrevido a alzar la voz –aunque sea por cuestiones ligadas al vil metal- en contra de lo que es odioso para muchos de nosotros: la Teletón y todo su efecto mediático donde todo gira en torno a las famosas 24 horas de amor, haciendo olvidar enajenadamente a todo el país de otros asuntos de vital importancia.

En fin, en síntesis mi opinión es esa: ni ahí con la Teletón y todo lo que ella significa. No me quiero extender más porque después reclamas por los post largos.

Saludos.

Patricio Padilla Navarro dijo...

Mira Roberto, la verdad es que fenóemnos como la Teletón así como cientos de fenómenos sociales se componen de varias dinámicas por lo que a veces los análisis deben diferenciarse:

Solidaridad chilena como tal dudo mucho que exista, yo participo y he participado activamente en ONG super conocidas y la recaudación de fondos de la única manera que puede realizarse es a través de estas grandes fiestas mediáticas como la Teletón.

Por ende, si para alcanzar metas se tiene que paralizar el país, es porque por si sola la solidaridad no funciona, hay que atacarla, escarbarla, crearla.
La solidaridad de verdad no necesita de tales estímulos.


Por otro lado, no creo que sea perjudicial ni inmoral el aporvechar iniciativas como la Teleton para seguir el juego de cada uno: para los famosos, aparecer más en Tv, limpiar imagen, etc. y para las empresas seguir publictándose y motivar más lucro a futuro gracias a su "buena obra".

Si yo me instalo como una empresa de chirimoyas lo hice porque quiero ganar plata. No para ayudar a la población con las ventajas de esta fruta, eso es el ribete implícito que aprovecho para la ganancia: "coma verduras que hacen bien, de paso yo gano plata" El problema estaría si en vez de chirimoyas vendo puras cosas químicas parecidas a esta fruta.

Pero si mi moral de empresario "hare krishna" me impide beneficiarme economicamente apelando a un espíritu que en realidad no existe y mi justificación es en sí el dinero, ¿será la mejor alternativa marginarme de la Teletón?

Yo la Teletón la veo como un juego donde varios ganan apelando a principios que muchas veces en realidad puede que ni existan para algunos de los famosillos, pero algunos de esos actos egoístas implican el beneficio de otros, como el beneficio innegable que toda esa maquinaria mediática trae para los niños.

La Teletón es solo una buena estrategia, yo adhiero a ella porque no se desentiende de la realidad nacional en tema de solidaridad, o sea, conoce la verdadera y casi nula solidaridad de la mayoría de los chilenos para provocar así esa solidaridad.
El fin último son los niños y discapacitados en general. Si me desentiendo de esa realidad nacional simplemente es imposible reunir todo ese dinero. De ninguna manera el fin justifica los medios pero los beneficios no contemplados son promociones, publicidad, limpieza de imagen. No es recorte de plata ni robo de ese dinero, por ende, no le veo el problema.

No le veo el problema ni el horror a quedar como lindo apelando a una solidaridad que no tengo. El problema estaría si me quedo con ese dinero para mis propios fines.

A una persona discapacitada no creo que se haga problema porque Banco de Chile o la Kenita Larraín ganen prestigio e imagen si ellos pueden disponer de su necesaria y vital silla de ruedas o equipo para mejorar sus vidas. Si la kenita o el Banco de CHile robaran plata para eso te creo que haría un gran problema.

Saludos Roberto

invisible_soledad dijo...

No quiero extenderme mucho, pero es difícil no hacerlo. Los dos planteamientos que expones para enfrentar de manera clrara y racional el tema de la caridad, son buenos planteamientos y explicaciones. Pero no los más adecuados, creo.

Damos plata a otros (entiéndase instituciones) que tienen algún impedimento físico fundamentalmente por el miedo. Porque las historias que muestran en la teletón y las campañas publicitarias, están cansadas de dejarnos claro que a todos nos puede pasar, podemos estar saliendo de nuestro primer dia de trabajo en un lugar en el que nos pagarán harto y nuestra pareja nos espera en casa con la comida y con los niños y resulta que nos atropellan dejándonos con severos daños físicos y listo hasta ahí llegó ésa vida y empieza otra.

Los "artistas" que figuran, la plata que "corre como agua", la "publicidad gratis" de las empresas, la plata que se "embuchan" los mismos de siempre, da lo mismo.

La idea de fondo es que apelan al miedo que todos tenemos, miedo a que nos pase lo mismo. Y de esta forma nos sentimos obligados a dar plata para que cuando nos pase haya también personas como nosotros que se pongan con el billete.

Encuentro muy acertado éso que dices respecto a que damos plata tanto para el joven atropellado como para el que lo atropelló (remitiéndome a tu ejemplo), me pregunto si las campañas tendrían algún efecto si mostraran por ej, ésa realidad.

Solidarios? ... yo no coopero con la Teletón. Y siento miedo de que cuando me pase algo hayan más Soledades que no cooperen.

Cleo dijo...

En el mismo contexto de las opiniones anteriores, entiendo y comparto muchos de tus argumentos.
Pese a que no he comentado aún el post anterior (ataque de autorreferencia, je), intuyo que parte de la identidad del "homo chilensis" es justamente ésa de "sentirnos unidos y solidarios" por unas horas más que sea, aún cuando en la vida diaria, el que menos corre lleva un motorcito en el traste, por no decir que impera la ley del más vivaracho.
Por otro lado, opio para el pueblo es aquello de ver a las "estrellas" mostrando su lado humano y sensible. Todos sufrimos, todos lloramos por lo mismo, eso nos iguala.
Una muestra más cotidiana de este doble estándar es ver la cara de escándalo y horror de las cajeras del supermercado y del resto de la fila, cuando uno se niega, fuerte y claro, a donar el vuelto a la fundación-llámese-como-se-llame.
Por último, creo que Soledad dio en el clavo: la estrategia para tocar los corazones es sembrar el terror mediante la idea de que a cualquiera de nosotros una repentina tragedia podría dejarnos patulecos de por vida, justo cuando lo estamos pasando mejor.

Eso sería, por el momento. Le dejo los saludos de siempre, estimado.

La Reina del Nilo opinóloga.

LA FULERITA dijo...

Puchas, tenía un comentario tan bien armadito y esta lesera me lo borró sin miramientos.

Resumiendo ¡oh sorpresa! estoy plenamente de acuerdo contigo

Dany ... dijo...

Con respecto a este tema tengo sentimientos encontrados por una parte concuerdo contigo, ya que esta denominada campaña se ha transformado en un negocio poderoso, que se ha farandulizado y los "rostros" tanto politicos como de tv practicamente se pelean un lugar para aparecer ...
Con respecto a las empresas ciertamente ganan mucho mas de lo que aportan (negocio redondo) quien no participa asi ... hasta yo estoy a punto de poner un negocito y presentarme a la licitacion de empresas pa Teleton ... por otro lado encuentro denigrante los reportajes que "sensibilizan a la gente" ... algunos hasta los tildaría de morbosos ... los Discapacitados son personas y los reducen a mucho menos que eso con tal que el público done dinero ...
Ahora la institución cumple un rol importante eso no se puede negar, (tengo un familiar cercano que se vio beneficiado con esta) ... es el modus operandi para obtener dinero que me desagrada 100%.
Me complica un poco el temita ...
Cariños Rabitum!

Caro dijo...

Muy cortito. Estoy de acuerdo y en desacuerdo con todos.
Tanto con tus planteamentos y con los de los comentaristas anteriores.

Qué contradicción.

Tal vez, el tema sea simplemente, el desacuerdo y las náuseas que me provoca ver a las grandes empresas ofreciendo el 30% del incremento de sus ventas, cuando lo que ocurre es que sus ventas se ven incrementadas en un 300%

Tb. me complica el tema cuando pienso que los discapacitados viven 365 días en un año, y nó sólo 25 horas, en las que nos acordamos de su existencia.
Las mismas empresas que "donan" parte de sus ganacias, son las que les cierran las puertas, a la hora de insertarse en el mundo laboral.


Las mismas personas que se conmueven con los "niños discapacitados" son los que arriscan la nariz, cuando su hijo comparte la sala de clases con uno de ellos en el colegio.

Los mismos personajes "tan comprometidos" con la salud de aquellos, son los que inauguran un centro Radiológico en Talca... en un segundo piso, sin ascensor.

Y así somos. Inconsecuentes y llenos de contradicciones.

No comparto mucho la forma en que se lleva este "fenómeno", y sin embargo, me las arreglo para donar algunas chauchas en las 25 horas famosas.

Y lloro de pena si no se llega a la meta, y lloro de alegría si se supera...

Y me puedo sentir orgullosa cuando veo que que en otros países se copia la idea de la Teletón, al mismo tiempo que me da asco ver "nuestra teletón" tan morbosa y llena de sentimentalismo barato.

A esto, le llamo HONESTIDAD.

Sí, soy una más de las inconsecuentes... no lo puedo negar.

Bueno, las últimas 2 teletones, he optado por no prender el televisor. Así me siento menos infiel conmigo misma.

tombrad dijo...

La Teleton es una idea norteamericana, no hay que olvidarse, que la trajo un tipo muy exitoso y admirador del american way of life.

A los chilenos, como otros que comparten algunas miserias de la madre patria, nos repugna esta idea de win-win, la tradición católica -hipócrita como pocas- dice que el rico debe desprenderse, no puede ganar haciendo caridad porque ganar es malo "es mas facil que un camello..." etc.

Por eso a De La Maza y resto del huevonaje les pica qe las empresas "se aprovechen" no pueden aceptar que **esa es la idea**, su hipocresía les impide aceptarlo.

Somos campeones para exigir solidaridad y sacrificios -a otros desde luego- nosotros damos unas chauchas pero las empresas deben sufrir, para eso les sobra.

Es otra aceta de la costumbre super chilena ser generosos con plata ajena. También la de crear mendigos, ennoblecer al mendigo, eso permite mantener los esquemas de dominación. Todos los países de raíz española glorifican la caridad y la mendicidad.

En fin, yo jamás he dado un peso porque la verdad es que no me interesan mucho los niños inválidos, seguramente al hijo de un amigo lo ayudaría pero no me interesan casi nada los problemas de desconocidos.

Pero al menos no ando torpedeando a los corazón de abuelita que se conmueven y ayudan, me parece perfecto que lo hagan si así les place y me importa un pucho si las empresas o los artistas aumentan sus ingresos.

Más bien me alegro si las empresas se benefiian mucho, tanto mejor para la economía y si la economía está bien algo nos llega a los no-mendigos. En el fondo lo único que veo en estos ataques a la Teleton es la vieja y omnipresente envidia nacional, nada más.

ahoratodostusolo dijo...

Sangre Ácida: Veo que en general la crítica más dura se basa en lo que algunos ganan sobre la base de la caridad. Para mí la clave es la falta de transparencia, ni siquiera podríamos hablar de engaño, de otro modo, como en todo orden de cosas, que alguien mejore su posición, por muy bien qué esté, no tendría por qué ser malo.

Patricio: Concuerdo con lo central de tu planteamiento. Sumando y restando, más vale mejorar las condiciones de vida de quienes lo necesitan, asumiendo todos los vicios de la campaña. Sin embargo, no podemos negar que esa es una manera de enfrentar la cuestión que obedece a una visión pragmática. Por otra parte un idealista, de los que dices que faltan, diría que eso es pan para hoy y hambre para mañana, porque construir una sociedad mejor, develando las grandes turbiedades y poniendo en su lugar a los aprovechadores, parece un fin más deseable. Esa creo que es la idea que subyace a la campaña contra la teletón. Como dije es una posición que me parece lúcida, pero, como todo planteamiento idealista tiendo a pensar que es egoísta, en la medida, que quienes lo sustentan luchan por sentirse bien consigo mismos, muy honestamente, salvo en cuanto tienen la certeza que no lograran su meta. ¿Alguien cree en realidad que conseguirán echar abajo a la Teletón?

Para mí lo fundamental, como en todo orden de ideas, es luchar por dejar claras las cosas. Todo por su nombre. Fenomenal si se junta mucha plata en la teletón, PERO ESO NO ES SOLIDARIDAD, NI CARIDAD, LA COSA NO ES "CON TODO EL CORAZÓN" ES SENTIMENTALISMO MEZCLADO CON VISIONES ESTRATÉGICAS DE MERCADO.

Sole: Tu visión de experto en fenómenos psicológicos, creo que deja las cosas más claras aún. Concuerdo plenamente, el miedo juega un papel preponderante.

Cleo: La gran duda que me queda, leyendo en general opiniones en el mismo sentido, es si TODOS ESTÁN CONSCIENTES DE LÓGICA DE LA TELETÓN o si informándose sobre las cifras, ingresos, empleos, destinatarios, etc. cambiarían su decisión sobre dar o no dar.

Dani: Así son buena parte de las cuestiones sociales relevantes: complican, las que no complican, en general ya están resueltas.

Caro: Es como la honestidad del ladrón que confiesa que roba, no lo exculpa, pero permite disminuir la pena. Siendo una vez más autorreferente, así soy yo en general en la vida.

Tombrad: Resumiendo, tenemos miedo y sentimentalismo por un lado, envidia por el oto. Un conflicto muy chileno.

Rabincidente

FuriosaCanifru dijo...

Don Rabi, que guen post.

Conmigo la publicidad de la Teletón funciona. Me da pena y voy al banco a dar plata. ¿Por qué? Porque creo que estoy ayudando. Y doy harta plata, por lo menos para mi bolsillo.

También le doy moneas a un curaito cerca de mi casa. Para que tome tranquilo digo yo. Él nunca se acuerda de mi, yo de sí de él.

La Teletón muestra la gente como es nomás: los tontorrones de la tele peliándose un espacio para que todos creamos que son buenos, la gente que dice que "Don Francis es tan bueno" y eso. Más de lo mismo nomás.

Y la corto ahora para que no parezca un post mi comentario.

Saludos.

Anita dijo...

Que lástima leer algunos comments tan egoístas.

Nadie está libre de sufrir un accidente, la vida es muy frágil y todos, aunque no les guste, necesitamos de los demás.

Aquí ninguno es superhéroe, somos todos de carne y hueso y algunos tienen un cerebro funcionando o a medio funcionar.

Es refacil criticar bajo un rostro oculto y un nombre artificial.

La Teletón es una gran obra, en la que, desgraciádamente, varios famosillos se cuelgan para aumentar su vida en la pantalla, pero también los hay quienes trabajan de corazón.

Interesante el tema, pero por qué no comentamos de frente???

Veamos si se atreven.

Anita.

Kein dijo...

A ver… Creo que tu post está un poco confuso… y es por eso que los comments, más que en tu pregunta final, me parece que se han centrado en lo que a la Teletón se refiere… La verdad no tengo argumentos para decir que la Teletón no es una buena obra, no tengo información respecto a lo que muchos detractores saben, entonces, sobre el tema no voy a opinar…

En cuanto a tu análisis, es cierto… generalmente la protección va hacia los niños… también hacia los ancianos (esta mañana veía la campaña de la Fundación las Rosas con un lote de viejitos jugando a la escondida), en síntesis, los más débiles… Unos, que representan el futuro y que moralmente debieran tener las mismas oportunidades a las que todos tenemos acceso, y los otros el pasado, porque 'gracias a ellos estamos acá'… pero qué hay del resto..? Las otras campañas (en realidad, colectas) también son una vez al año y los voluntarios andan con bolsitas para las monedas y un autoadhesivo que te prenden al pecho para que se sepa que cooperaste (y no te vuelvan a calzar en la esquina siguiente…) No te pasan un vale de depósito, sin embargo también es una buena obra, harto menos masiva que la Teletón, por cierto… pero en todas ellas siguen apuntando a los niños y ancianos… Conozco hogares de rehabilitación para drogadictos que cuentan con personas y empresas que las apoyan con cero parafernalia, y muchos que piensan que es una pérdida de tiempo rehabilitar a 'ese tipo de gente' (usando un tono displicente, además).

Bien, la pregunta que planteas es ' ¿Entonces sólo consideramos legítimo ayudar a quienes lo merecen?' Dime una cosa… cuántos de nosotros tenemos la calidad moral de decir quiénes se lo merecen y quiénes no..??? La pregunta planteada me parece inútil por el simple hecho que va contra la naturaleza humana el ser solidario con aquellas personas que están en la situación en la que están por su "propia culpa". Y eso es subjetivo... es decir, estoy convencida que aquellas personas que ayudan a drogadictos, alcohólicos, etc., es porque realmente creen que ellos no tienen la culpa... Si no, los mandan directamente a la cresta…

LaRomané dijo...

Yo creo que sin ese Chantaje Emocional la gente no sentiria el impulso de ayudar...

ME incluyo en eso...ojos que no ven, corazon que no siente...


SAludos
x0x0xx0
LaRomané

invisible_soledad dijo...

Oye pero permiso...

Se supone que uno ayuda a otros, da plata, cosas materiales, apoyo fraternal, etc. porque el "ayudar" alivia nuestra conciencia. El mecanismo sicólógico de éso está archi-estudiado y archi-comprobado.

Baste con pensar en la frase... "Cuando uno dá algo a otra persona necesitada es mucho más lo que recibe a cambio"...

Entonces me parece que el tema no es quién se lo merezca o no, sino que cuánto de lo que doy alcanza para aliviar mi conciencia.

Otra cosa: acabo de entender que el tema de fondo no es criticar a la teletón en sí misma, ni siquiera custionarla, sino más bien, el asunto es que se apele a cosas sentimentales para que la gente dé plata.

Igual creo que el miedo sigue siendo lo más poderoso a la hora de meter la mano al bolsillo.

LuchoMasteR dijo...

Yo pienso que la teletón es una super buena iniciativa, de hecho YO ayer anduve pegando carteles en ahumada xD porque YO soy muy solidario jajajaja ajajajaj bueno sea por las causas que sea algunos carteles fueron pegados y creo que eso es lo que importa o sea a quién le importa si la imagen del rafa araneda mejora o empeora con respecto a sergio lagos? jajaja o si mi super buena hiper importante imagen o sea que tema menos importante! eso es pura mierda lo que importa definitivamente sin lugar a duda es que algunas personas podrán acceder a su rehabilitación y punto se acabo viva el dinero que va a esa causa, aunque reconozco que yo mucha plata no he dado. Pero me parece super bien que se haga! por los motivos que sea pero que se haga.
La teletón no tiene el problema, el problema es de la estructura social que no se respnsabiliza por los inválidos de nuestra sociedad. Hay mucho que hacer para mejorar las cosas a mediano plazo (planes sociales) pero hay personas que no se pueden poner a esperar que todo se haga como debe ser y necesitan una solución ahora, chin chin, right now. Por eso y porque me agrada ver que nos soltemos de ciertas monedas por una buena causa le digo Gracias a la teletón y a todos los que participan en ella pues me parece estúpido no quierer hacer algo bueno porque "algunos se benefician injustamente" El punto es que algunas personas se rehabilitan gracias a eso.
Cualquiera que participe y por lo menos ante mis ojos y sea por la causa que fuese, será bien visto, lo que me parece excelente.
Chao

LuchoMasteR dijo...

Si alguien no quiere ayudar me parece super válido pero ayudar no tiene doble interpretación. Es un hecho y si alguien le ve la quinta pata al gato que invite a fumar pues, en qué topamos? ahora sí chaito jeje

escorpiona dijo...

Es cierto que la Teletón explota nuestro lado sensible, con historias tragicas que te golpean duro, pero tal vez sea, por que es la única forma de hacernos reaccionar, pensar en los demás y darnos cuenta de que somos tan fragiles. Ahora bien, cada uno es libre de cooperar o no, de estar de acuerdo o no, esa es la gracia de lo que se llama Tolerancia
Un saludo
Chau

Mary Rogers dijo...

Completo análisis. Me gusta forma en que te sitúas en todos los escenarios ("¿Asertividad, que le llaman?")y más me gusta tu reflexión sobre 'ayudar a quienes lo merecen'. Chuta, nunca me lo había planteado desde ese punto de vista. De todas formas, nunca existiría un movimiento tan grande, al menos en Chile, en favor de otros grupos menos 'adecuados' para la sociedad.
Eso es DEPRIMENTE.
Un abrazo
PD: ¿Puedo agregar mi cuenta personal en calidad de urgente, también?

Lurdena dijo...

Entonces... ¿dónde es que dice que la economía mejora?
¿Cruel ironía o chiste mefistofélico?

Besos

ahoratodostusolo dijo...

Furiosa: Pues tú eres de las imprescindibles. No todos somos como tú. Felicitaciones.

Anita: La lógica de los blogs, permite escribir sin censura con nombres de fantasía. Me parece genial darle esa oportunidad a valientes y cobardes, a expresivos y escuetos. Por otra parte, creo hasta las mejores obras e instituciones pueden incluso mejorar con las críticas constructivas. Considera finalmente, que la mayoría de las críticas van destinadas, más que a la Teletón misma, a la manera de asumirla de las personas y, en general, a la manera de enfrentar la relación con los débiles y los poderosos, con inocentes y pecadores.

Karin: Lamento haber sido confuso en la exposición, creo que se debe a que recorté el post original para que no fuera groseramente extenso. No volverá a ocurrir.

La apreciación sobre los méritos y deméritos de las personas la efectuamos siempre, conscientemente o no. Podrá ser equivocada o correcta, pero considero que es muy legítimo que cada uno la tenga. Más legítimo aún es tenerla sobre uno mismo. Sin embargo, es precisamente ese aspecto de la naturaleza humana a que haces referencia el condicionar el respaldo, de todo tipo, a una apreciación ética, el que creo que deberíamos mejorar, ser "menos humanos pero mejores" en ese sentido.

Romané: Creo que quizás el chantaje podría hacerse de otra forma, haciéndonos presente, por ejemplo que todos somos mejores si ayudamos al que lo necesita independientemente de las razones por las que lo necesite. También si los poderosos que se vinculan a la campaña no alardearan, por ejemplo si no se supieran los nombres de los donantes.

Sole: Creo que los comentaristas han expuesto puntos de vista muy diversos como para identificar una cuestión común controvertible que sea, a ojos de todos, lo cuestionable. Hay tantos enfoques como personas, en particular el tuyo me convence. Quizás, insisto, por que sé que eres sicóloga.

Cuñaomaster: Esa es la visión pragmática que nos caracteriza. A veces creo que somos demasiado parecidos. El cuento es que creo que sin dejar de ser pragmático, es bueno saber de lo que hablamos con claridad. Sin falsas excusas ni justificaciones equivocadas. La verdad os hará libres. Insisto en que no somos solidarios desinteresados y ese es un aspecto que se debiera tener presente. Verle la quinta pata al gato es a lo que dedico mi vida. ¡Te invito entonces!

Escorpiona: Pues concuerdo contigo en que la tolerancia es un valor extremadamente deseable. Pero no veo que sea incompatible con plantear opiniones fuertes y claras. Tampoco por jugártela en los hechos por tus ideas. Es incompatible sí con la violencia y las descalificaciones baratas. En ese sentido, si yo quisiera convencer al resto de no ayudar a la teletón, emplearía una lógica distinta de la agresión.

Mary: No sabes que feliz me hace sentir que te guste todo lo mío. Pues bien lo que planteo me deprime un poco y me preocupa, porque creo que cada día que pasa se agudiza. Y en cuanto a las cuentas corrientes, no hay problema en agregarla. Invéntate un gingle para las dos.

Luderna: Es sólo una apreciación de los fríos números. La economía mejora, el PIB mejora, sin embargo las distancias entre pobres y ricos cada día se hacen más grotescas, precisamente por la falta de solidaridad. Si solidaridad verdadera el chorreo no funciona. Por lo menos en Chile no ha funcionado ni funcionará antes que mueran generaciones de postergados.


Rabinbetweendays

racarrás dijo...

ya que se habla de transparencia...

que se transparente este cuento...
¿las empresas con sus productos negocian antes de la teleton el aporte de cada uno a cambio de toda la publicidad?
¿cuánto va para los profesionales y tecnicos que hacen posible la transmision de la teletón?
¿cuánto para los artistas?
¿cuánto para don francis?
¿cuánto para los niños?

si eso se sabe que me lo cuenten...
está claro que es un negoición y quisiera saber quiénes y cómo se benefician.

al fin y al cabo es la plata de nosotros los incautos emocionados.

Ko dijo...

cada vez que veo un comercial de la teleton, me produce una angustia heavy.
Siempre doy plata y siempre dare.

un abrazo
exito
ko

ahoratodostusolo dijo...

Racarrás: Créeme que no eres el único que desearía saberlo. ¿Qué pasaría si se descubriera que alguien se queda con plata que no le corresponde en ese ámbito? En todo caso, la vigilancia de las irregularidades de corporaciones y fundaciones (como la Teletón) le corresponde al Ministerio de Justicia. Entiendo que jamás ha existido denuncia alguna. Ahora ¿quién se va a dar el trabajo de investigar?

Coti: Es tu decisión, tan respetable como la de cualquiera. Ahora ¿tienes bien claro por qué entregas la plata? ¿Siempre aportas a todas las instituciones de caridad?

Rabiconoclasta

LA FULERITA dijo...

¿conocen la canción "dar es dar"?

La filantropía está de modé (en todo caso, era para salvar el alma)

Ahora los motivos para dar son variados y complejos.

Otra pregunta: ¿funciona la teletón?

Sí, ¿verdad?

Entonces, ¿para qué darle vueltas a un asunto tan manido?

Y encontrarle la quinta pata al felino no es nuestro trabajo. Es encontrarle la cuarta a uno que siempre tiene tres-.

Angel y Demonio dijo...

A proposito de lo que expones, me acordé de la campaña famosa esa de comprar unas pulseras feas de colores para ayudar a tal o cual fundación. Resultado? Top ten en moda, toooooodos con las famosas pulseritas a cuestas. La pelea fue con una conocida que discutía tambien acerca de la forma de recolectar dinero... yo opino lo mismo de eso que de esto...

Si, es cierto que se usan tecnicas de lo mas absurdas para recolectar fondos... pero si hay un porcentaje tan alto de gente que cae con esas tecnicas, es aprovechable, no? Digo, el objetivo es recolectar plata pa los minusvalidos... importa mucho si es pidiendola asi no más o aprovechandose de la veta morbosa, figurines, etc de los participantes?

Saludos!

dj-miguelato dijo...

se agradece su visita.

en todo caso, ya te anoté para visitarte una vez que llegué al más allá o al más acá.

Eso, sí... nada de andar contando la historia al Carlos Pinto...

saludillos.-

ahoratodostusolo dijo...

Fulerita: Desde el momento que dejamos de ser críticos respecto de cualquier ente, lo que sea, "eso" comienza a perder legitimidad.

A&D: Evidentemente, siempre lo más importante serán las consecuecias y resultados. Pero no por eso dejaremos de buscar la verdad.

DJ: No se preocupe, seré discreto. Gracias por la visita.


Rabinterminable

Proyecto Fractal dijo...

LA TELETON ES EL RECIPIENTE DONDE MUCHOS LAVAN SUS CULPAS.

Caronte el barquero dijo...

Seré mas breve que el resto... la solidaridad en Chile esta mal entendida, y solo se cree que es en base a la limosna vergonzosa como dirían algunos por ahí.
Es un acto más solidario el lograr que un niño pueda aprender a leer y a educarse, para que subsista por sus propios medios en el futuro.
Lamentablemente creo que la Teletón, si bien tuvo una noble inspiración, se prostituyó con las "buenas intenciones" y el lucro de los "auspiciadores". Es un negocio mas.
Saludos

mayo22 dijo...

La verdad es que desde hace un tiempo ya le perdí la fé a todo esto que es la ayuda desinteresada que promueve la Teletón. Si bien puede sonar a una buena causa yo también creo que las buenas intenciones se han desvanecido con el tiempo por las razones que han expuesto varios de los visitantes del Blog: la excesiva figuración y el hambre de tal, por lo menos a mí me dejan con un gusto de maquinaria fría que solo desea hacer plata sin miramientos apelando a nuestros sentimientos de "pena" por el otro que me dejan pensando si realmente ayudar.

Otra de mis interrogantes es que si los "artistas" solo aportan con su presencia o si se ponen monetariamente hablando... que con sus suculentas cuentas sacarle una pequeña tajada para ellos no debe dolerles tanto.

Por otra parte más light y para suavizar el tema prefiero cooperar con una Cristal bien heladita, y ya sé, la empresa mas se va a embolsar platita por eso.

Salu2

Mas alla de las palabras dijo...

en realidad uno nunca esta conforme con lo que escribe...al menos me sucede a diario,,,,pero lo que si me agrada es que puedo hilar mas de una frase y eso ya me deja feliz ....gracias por visitar

y si una campaña no es negocio....entonces jamas sera campaña...es una lastima que sea asi..es dificil poder controlar este tipo de situaciones

ahoratodostusolo dijo...

Proyecto Fractal: En ese sentido, parece ser que da lo mismo que el recipiente esté limpio o sucio, mientras las consciencias resulten aliviadas.

Don Caronte: Estoy plénamente de acuerdo y creo que nadie objeta tal conclusión. Ahora, cosa distinta es, asumiendo que la cosa es así, clarificar si vale la pena torpedear la Teletón. Por otra parte, lo que a mí personalmente me preocupa, es que otras conslusiones podemos sacar de esa lógica en el ámbito más general del modo de vida de los habitantes de este país, y sus proyecciones.

Mauri: En realidad, prefiero depositar mil pesos y tomar Escudo o Corona. Insisto, como le respondía a Caronte, creo que la película en definitiva está más o menos clara respecto de los mecanismos. Otra cosa es que, al igual que a tí, a muchos nos guataría poder revisar los balances, los contratos y más cuestiones de detalle. Para terminar de convencernos, o identificar arenuantes.

Más allá de las palabras: Pues, al parecer, vas por buen camino. Es mi modesta opinión de lego.
En cuanto a la naturaleza de las campañas, creo que existen algunas que no son negocio. Podría ser, por ejemplo las de donación de órganos, las de prevención del SIDA, etc. El cuento es que, cuando los intereses no son estrictamente económicos, muchas vececs afloran otras motivaciones egoístas. En definitiva a lo que nos enfrentamos es a una sociedad en que nadie hace algo por nada. La retribución , puede ser imágen, lucro, tranquilidad, etc.


Rabinglés

tombrad dijo...

Me surgió una duda ¿que tiene de malo ayudar solo al que se lo merece? creo que es bastante lógico, porque si es por ayudar a todo evente habria que ayudar a robar a los lanzas, ayudar a matar a los asesinos, y así sucesivamente, total, todos los pobrecitos tienen sus motivos.

Solo los que -en mi opinión- se lo merecen me parece perfecto, siendo una decisión voluntaria y mis recursos escasos no veo como podría ayudar a destajo. Tampoco veo por que tendría que hacerlo.

Antonia Katz dijo...

Algo de esto también se lo comenté a Sofosphoto quien tiene una campaña sistemática contra La Teletón.

Sobre eso aporto algunos datos en el contexto de la dictadura en adelante.

También la integración a través de las pantallas se llevó a cabo al propiciar de manera pionera la “reconciliación nacional”, como ilustra de manera ejemplar la Teletón, lograda gracias al paradigmático Don Francisco, que restauraba la unidad quebrantada, en la caridad emocional al niño minusválido -figura incuestionable, pura y transparente de adhesión colectiva-, en una solidaridad que desde entonces se ha vuelto natural y cíclica, ya que cumple las mismas funciones de antaño: la integración ficticia de los chilenos, la participación “solidaria” mediante el consumo y la donación de dinero , y la función de garantizar ventas groseras –y desconocidas- en tiempo record a las marcas que ponen la cruz roja en sus productos, a la vez que sacan aplausos de reconocimiento por su buena voluntad y espíritu caritativo. Ayer como hoy, la caridad, y el llamado interminable a la reconciliación

Un abrazo

Sobre el libro escribéme a antoniakatz@yahoo.es y nos juntamos te tinca?

macapop dijo...

En realidad concuerdo con bastantes apreciaciones tuyas. Estas personas necesita mucho dinero y para qué van a cambiar la fórmula si les ha ido bien y la gran mayoría del país ya se acostumbró a esto. Supongo que para todas las personas que también padecen males geneticos o adquiridos en el camino habría que hacerle un don francisco a cada gremio.

Yo también necesito varios recursos, pero puedo conseguirlo trabajando. Para la gente que no tiene ninguna posibilidad, pero ninguna ninguna... Ahí os creo. Por eso ancianos y niños son tan significativos. Altiro los ponen de símbolo porque ellos no pueden salir adelante por si solos.

La gente dudaría un poco antes de dar plata, por ejemplo, para rehabilitar a un alcohólico. Al menos las cifras no hablan muy bien de la efectividad de esos tratamientos.. Y así con muchos otros casos. Tú sabes. Dices alcohol, sida, y la gente arruga la nariz.

Personalmente, doy plata para la teletón porque está en mi chip por default.

Saludos

Usted me Conoce dijo...

Bueno, bueno. Eligió un tema sencillo esta vez. Sin manejar mucha información efectivamente comparto la teoría y realidad de que la Teletón no es una fundación sino una Empresa. Una empresa que requiere de dinero para funcionar.

¿Qué nos lleva a dar dinero en la campaña de esta Empresa? Simplemente creo que el hecho de que lo poseamos. Tengo dinero: doy dinero.

Joven escritor, se ha revelado usted nuevamente en sus palabras, sigue su develamiento personal detrás de lineas e ideas muy bien escritas.

ahoratodostusolo dijo...

Tombrad: ¿Qué tiene de malo? Primero debemos aclarar, que sólo nos referimos a ayuda en el ámbito socialmente aceptado. Luego, siendo así, la calificación dependerá de la posición moral que asumas: Si es utilitarista (de ahí somos) en principio poco. Si es tomista, sería un acto inmoral por sus fines (al importar exclusión)pese a que su objeto y sus circunstancias en principio sean buenos. Si eres nihilista, da lo mismo, etc.

Tu decisión de ayudar, desde perspectivas más amplias evidentemente sería en general apreciada. Sin embargo yo, creo que es más razonable ayudar a quienes (todo subjetivamente apreciado) MÁS LO NECESITAN Y NO A QUIENES MÁS LO MERECEN. Y uno de los motivos que a mi juicio acarrea que ciertos grupos de desafortunados necesiten más la ayuda, es precisamente el abandono en que se encuentran, como consecuencia del desprecio que, legítimamente o no, se han ganado.

Antonia: Sin duda los efectos secundarios de integración y consecuencialmente pacificación social que la Teletón implica, son loables. Aportas una perspectiva bastante interesante y que no habíamos considerado. Te estoy escribiendo.

Maca: "Si con agüita se está mejorando, agüita sigámosle dando" Considero que las cuestiones más relevantes en juego al tratar este tema tienen que ver con transparencia y disposición de las personas a sus relaciones sociales. Nada de lo que hoy vivimos importa una crisis.
¿Alguien diría lo contrario?

Yo lo conozco: Agradezco su siempre acertada intervención. Yo opino que, si somos estrictos, más allá de tener o no tener dinero, la proporción del patrimonio que se destine a caridad, los fundamentos de esa destinación y el entorno que se efectúe la entrega, merecen ser analizados.

Rabignoto

tombrad dijo...

Bah, si en el fondo hablamos de lo mismo. En tu opinión "los que más lo necesitan" merecen tu ayuda, en mi opinión los que me caen bien merecen que los ayude, el fondo es el mismo, en el único detalle que diferimos es el criterio de evaluación.

Lógico por lo demás, porque si hablamos de actos voluntarios cada cual decide de acuerdo a sus propios gustos y criterios. En fin, yo espero legar mis bienes a la Fundación Pinochet, ni idea si necesitan la plata pero creo que el reconocimiento lo necesita caleta. Además que ahora me cae bien el viejito.

Atcharya dijo...

San Kreussberger, el santo de la parálisis... Y ES CHILENO!!!!
San Chanshisco te rezo.....
la la lalalaaaaaalá la la lalalalalaaaaaaalá yYyYyYyYyYyYyYyYy:
24.500.000-03!!!!!!!! eY!
RECEMOS AL UNÍSONO CHIQUILLOSSSS......

invisible_soledad dijo...

Ya... de vuelta a las viejas costumbres y a re-leer los posts con contenido... le he dado algunas vueltas al tema.

Después de leer el post por veinteava? vez y todos los comentarios, me pregunto y te pregunto: ¿Para qué sirve hacer un análisis de la situacion? ¿Sólo lo planteas como un ejercicio neuronal ó podría llevarnos a algo concreto el hecho de analizar lo que está detrás de esta Empresa?

Éso sería.

Andrée-Liz dijo...

Hice mi memoria de título en la Teletón. Aunque no tengo toda la información acerca de cómo se gasta la plata que se recauda, sé que es una institución que se ha especializado en el tema, tanto que muchas familias "ricas" se atienden allí. Además, me consta lo útil que ha sido para muchas familias que, de otra manera, no podrían acceder a la rehabilitación (independientemente que se lo "merezcan" o no).

Por lo tanto, no me cuestiono tanto el tema.

Me parece que ese afán "investigativo" que tienes puede ser más útil en otros ámbitos... como la justicia, por ejemplo.

ahoratodostusolo dijo...

Tombrad: Supongo que si te cae bien ahora, es porque te fue simpático siempre. Para mí es pasado. Vale la pena estudiarlo, criticarlo, comentarlo. Pero si tuviera hoy tiempo para preocuparme de lo que pase en su vida, creo que sería clara señal de vacío y falta de motivación o trabajo.

Shí ho: Yo no soy creyente. No rezo.

Sole: Creo que sirve para comprender por qué el pueblo de Chile nunca llegará a ser líder, trascendente en la historia universal. Ni siquiera decente. Básicamente porque nunca nos podemos ver al espejo, porque no se ve nada, sólo pretensiones y falta de honestidad.

Andrée Liz: Pues si familias ricas aprovechan sus beneficios, creo que es un pésimo sistema de redistribución de recursos. Por lo tanto si alguien alguna vez lo entendió así, aquí tiene un buen argumento para cambiar de opinión. A mi me dejas tranquilo, toda vez que superaré luego el arrepentimiento por los $2.000 que deposité el 92´. Mi única donación.

En cuanto al poder judicial, es aburrido. He investigado algunas cuestiones que me parecieron relevantes en su oportunidad, pero creo que no tengo dudas esenciales al respecto. Por lo demás es un sistema técnicamente bien elaborado, con presupuesto público, mecanismos de control eficientes y que no pretende ser lo que no es.


Rabinn

Andrée-Liz dijo...

Jajaja... interpretaste lo que escribí a tu antojo. Nunca dije que "aprovechaban" sus beneficios. Dije que se "atendían" allí. Que es muy distinto. Ellos pagan la atención completa, a diferencia de las personas con escasos recursos. Un persona con más recursos no tiene derecho a atenderse con los mejores especialistas? Mmmm... no se llama discriminación a eso?

Mecanismos de control eficientes? Permíteme dudar un poco.

tombrad dijo...

A Pinochet lo detesté durante 16 años, ahora que se puso de moda patearlo me cae cada día mejor. Las opiniones generalmente aceptadas y políticamente correctas siempre han tenido algo medio repugnnte para mi(ja, la media arenga)