28 de enero de 2007

A propósito de la "Pequeña Gigante"


Mientras escribo estas letras la “Pequeña Gigante” duerme en la Plaza de la Constitución, mañana continuará su colorida búsqueda del rinoceronte infame. Pues bien, durante estos días han sido muchas las opiniones que he escuchado, expresiones de admiración, de extrañeza, de ira, de desconfianza, etc. a propósito del sofisticado trabajo de la Royal De Luxe. De esta manera, pude recordar varias interesantes polémicas, que sobre arte, cultura, economía, esparcimiento, en fin.

Comenzaré por la más antigua, en el marco de una discusión sobre el fútbol, un muy estimado personaje, tras denostar el balompié continuó menospreciando, por extensión, los deportes y en general toda actividad no orientada directamente a la producción de “riqueza”. Pocas veces una opinión me ha producido más rechazo. Por que si el bienestar consistiera exclusivamente en la producción de alimentos, medicamentos y dinero, nada nos distinguiría de los animales, como el perverso rinoceronte: sus vidas transcurren día a día centradas en la mera conservación individual o grupal. Si hay algo que tengo claro es que los seres humanos somos complejos y buscamos algo más, muchas cosas pueden llenar nuestras vidas, en mi caso particular, y asumo que en muchos otros, el amor por la belleza, la magia, las destrezas, el juego, los colores, significa mucho, aunque tales vivencias no nos hagan un centavo más ricos en términos estrictamente materiales.

Acto seguido, para algunos parece interesante debatir sobre que es arte, en sentido estricto, y que creaciones humanas no lo son. Así, el viernes en la tarde perdido entre la multitud que pretendía acercarse a la “Pequeña Gigante”, escuché el airado comentario de un padre de familia, aparentemente presionado por sus hijos para asistir al evento, molesto por las incomodidades de la superabundancia de seres humanos por metro cuadrado, exclamó “tanta alharaca por una mona con patas”. Me acordé entonces de la “Casa de Vidrio”, la Paty Rivadeneira envuelta en la bandera Chilena, Próceres con tetas, multitudes en pelotas fotografiadas por Tunick y, sobre todo de la más reciente exposición "Triángulo de amor", de Marco Evaristti, presentada en la Galería Animal en que se exhibió excremento bañado en oro y se sirvieron albóndigas de carne humana. ¿Arte? Para la RAE, arte es una “manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”, ¿vale la pena distinguir que es arte y que no? A mi juicio es bastante intrascendente.

Lo acertado, honesto y valioso es simplemente admirar y abrir espacios para los sentimientos genuinos y el placer de dejarse llevar por aquello que realmente genera emociones intensas o simplemente nos parece bello. En la práctica, da lo mismo si el mojón de oro es arte o no, quien disfrute contemplándolo no debería merecer reparos. Diferente y al menos merecedor de burla me parece la tendencia de algunos a considerar que sólo ciertas obras son propiamente arte y en tal sentido respetables: Las indicadas por intelectuales de barba, boina y pipa, siempre y cuando sus autores tengan nombres intrincados o extraños y en mayor o menor medida según el prestigio del que gocen sus creadores (¿Han oído hablar del “Efecto San Mateo”?)

Para mí la caca, pese a estar bañada en oro y evocar una serie de emociones sobre la superficialidad de nuestros tiempos, no deja de ser caca, al igual que la famosa lata de Andy Warhol es sólo una lata. Pero suelo entrar en éxtasis al contemplar, lo que para otros muy legítimamente sólo será una extraña disposición de un par de animales y ruinas abstractas en tonos opacos, como es Gernika. Y ciertamente aluciné con la “Pequeña Gigante”. Entre otras razones porque la primera vez que la vi, por TV, me pareció una idea lúdica, emotiva, colorida, extremadamente original y que transforma toda una ciudad en el escenario de una aventura épica. Algo que tanto le hace falta al gris y apagado Santiago de nuestros tiempos. Por eso me dolió cuando, el sábado en la mañana escuché algunos insultos dirigidos al tontón que en la primera fila entorpecía la visión de un espectáculo supuestamente dirigido de manera exclusiva a los niños.



Image Hosted by ImageShack.us



De este modo me sumerjo en la última y más compleja cuestión, que en parte cubre las anteriores: admitiendo que cada cual se conmueve como mejor puede y con lo que de manera más directa le llega a la cuchara ¿Cómo el Estado decide que promueve y qué no, qué financia y qué no?

En la red encontré éste comentario: “Poner una micro vieja y chatarrienta arriba de otra no es arte...ni mucho menos expresión de cultura. Tampoco podemos ser tan giles para pensar que porque en las noticias dicen "muestra cultural" nos vamos a pegar con una piedra en el pecho creyendo que consumimos cultura. Simplemente lo veo como uno de los tantos espacios usados por los concertacionistas para sacar plata del fisco por aquí y por allá...si no, no me explico donde van los 800 millones de pesos que costó todo este circo. Mejor se debería premiar a algun "artista" local que con mucha menos plata de seguro pudo haber hecho algo mejor y de paso con mayor proximidad a lo que realmente es nuestra cultura e idiosincrecia (sic) nacional....” (Simplemente firma “Cata”)

Lo primero que cabe aclarar es el dinero para traer a la “Pequeña Gigante”", tiene un origen predominantemente privado (supongo que “ENTEL” algo habrá puesto porque varias de las fotos que tomé se “ensuciaron” con, tan gigantes como la propia pequeña, globos con su logo institucional) Entiendo que la fundación Santiago a mil hizo un importante esfuerzo por más de un año para lograr financiar el helado, la ducha con ropa (¡que decepción! juraba que la podría ver desnuda) los “liliputenses” y el resto de la parafernalia.

Ahora, supongamos que así no hubiera sido. Creo que hasta los más liberales (como yo) convendrán que parece razonable que un Estado democrático destine una parte de sus recursos a la cultura, el esparcimiento o la simple diversión de las personas. Lo verdaderamente difícil es determinar cuanto y a qué, sobre todo si están de acuerdo conmigo, en la validez de toda expresión como las mencionadas. Evidentemente no puedo entregar una respuesta definitiva y universal a una cuestión que tantos dolores de cabeza ha traído. Pero creo que la lógica democrática permite de alguna manera establecer ciertas reglas del juego básicas, como financiar aquello que las personas mayoritariamente reclaman: En tal sentido difiero una vez más de lo planteado por "Cata", reconociendo quizás que mi postura en este punto es minoritaria: No veo por que tendríamos que privilegiar a los artistas locales. Prefiero que se entregue a la población lo mejor y más reclamado independientemente de su origen, no me tienta para nada la idea de imponer una suerte de sustitución de importaciones en materia cultural.

Y en ese sentido, también, valoro una vez más la presentación de la “Pequeña Gigante” porque nos ha permitido acercar a los chilenos a un mundo menos convencional y aburrido que el que nos agrede a diario, para, por lo menos, tener en cuenta que la experiencia fue contemplada, disfrutada, aplaudida por miles de entusiastas de todas las edades y, por lo mismo, valdría la pena repetir presentaciones al menos semejantes. Vislumbro la justificación de su costo en la sonrisa del pueblo.

¡Suerte pequeña!, me enamoré de ti.

Roberto


34 comentarios:

Trilce dijo...

Te cuento que me las dí de reportera gráfica y acompañe a esta pequeñuela el día viernes y sábado...a pesar del cansancio, del sol, de tontos graves y sus comentaios, de señoras agarrandose del pelo por ocupar un mejor lugar, garabatos, miradas feas, etc, etc...al momento en que llegó la muñeca a todos les cambio el rostro, todos estaban maravillados y contentos de poderla ver...en fin, se me olvido hasta los agarrones que me dieron por ahí cundo tomaba fotos, las que se mechoneaban ahora casi se abrazaban...los niños..felices.

A mi me encantó y que importa si se gastó demasiado dinero, al final un gran porcentaje de personas pudo disfrutar, a veces se gasta la plata en puras tonteras....para mi, esto valía la pena.

Trilce

Angel y Demonio dijo...

Pues yo encontré la iniciativa de lo más entretenida y algo grato de ser visto y disfrutado. Y bueno, como todos sabemos, es imposible darle en el gusto a todos, asi que no se si valga la pena discutir el tema, que sobre gustos, usted sabe, mi estimado, no hay nada escrito. :)

Saludos!

Mary Rogers dijo...

Totalmente de acuerdo. Mientras leía pensaba en qué iba a decir y tú lo dijiste todo mejor que yo. En definitiva, da lo mismo la plata, que sea o no arte (¡lo es!), si conmueve ¡vale la pena!... la gente se está poniendo gris de tanto buscar corruptos para con que chaquetear lo bueno.
abrazos

ahoratodostusolo dijo...

Debo reconocer que el encontrar que "La pequeña gigante" haya encontrado tribuna en este blog me hirió profundamente en el alma. La verdad es que mas allá que sea arte o no (no me cabe a mi señalarlo) lo que me produce extrañeza y saturación es la cobertura de esta manifestación. Ya me perturba el número de minutos que se le ha entregado a este "mágico paseo" en televisión y la invasión en mi elección natural de que ver en tv. (pobre de mi, ser sin cable). Dentro de todo esto mi extrañeza mayor radica en el hecho de si es noticia o no. ¿Pasan tan pocas cosas en chilito como para dedicar tanto tiempo a este evento?. Pido disculpas, pero se me sale la sospecha por los poros. En fin, ¡pequeña gigante! ojalá el rinoceronte te pase por encima... y colorín colorado...


Freddy

Caro dijo...

No sé a veces no concuerdo con ninguno y con ambos a la vez.

En términos generales y sin un análisis profundo de la situación, diría que me encantó la pequeña gigante, pues convirtió Santiago en un cuento tipo "Guliver".

Con las personas que frecuento siempre hablamos de lo mal que está la salud mental de los Santiaguinos, con respecto a los habitantes de otras capitales latinas.
Hay estrés, depresión, mal humor, una tendencia a la ira y una agresividad enorme. Y este tipo de iniciativas ponen algunas sonrisas en los rostros y dan la sensación de un poco de aire fresco.

No veo qué tiene de malo.

Y el financiamiento ¿a quién le importa? A mi no.

En cuánto a la cobertura en los medios de prensa...
Buehhh
siempre nos saturan con algún tema, generalmente para tapar otros.
Pero SIEMPRE es así. Entonces me parece hasta grato que esta vez nos saturen con un cuento, que realmente aporta más que los asaltos, las peleas en el congreso, las coimas y las inundaciones en Invierno, la teletón o el Festival de Viña.
¿en qué aporta?
en el buen humor de la gente en general.
Claro que nunca falta el amargado que ni aún con estas cosas es capaz de sonreir.

Saludines

ahoratodostusolo dijo...

Trilce: Creo que un interesante cálculo que vale la pena hacer es la cantidad de personas que fue a ver el espectáculo, multiplicado por el valor de una entrada de, digamos $1000, toda vez que se trata de un espectáculo por el cual perfectamente se podría cobrar (consideremos que la entrada más barata para ver a Coldplay, quienes me gustan mucho por cierto, cuesta $30.000!) Entonces existe, en definitiva un provecho económico significativo para las clases populares.

Ángel & Demonio: Para nosotros ese razonamiento es un principio intranzable: En gustos no hay nada escrito. Pero el Estado que asigna la plata y debe responder por eso. Debe ser serio a la hora de decidir que incentiva y qué no, que financia y qué no. Santiago a mil, por ejemplo, demostró ser una buena opción.

Mary: A los corruptos no es ni siquiera necesario buscarlos. Se delatan solos. Por otro lado, creo que buena parte de la población tiene neuronas suficientes para caminar y marcar chicle a la vez, por lo que dudo que un fin de semana viendo teatro callejero, entorpezca la lucha contra la corrupción.

Estimado: Pues para mí siempre es grato constatar que su alma es sensible. Pues creo que sin cable estás definitivamente perdido, así que no es mucho lo que te puedo consolar, en todo caso, 30 lucas al mes no es mucho. Por lo menos para mí no hubo complicación, porque lo poco que vi en TV me agradó, y también porque, en realidad no tengo mayores expectativas. En todo caso, si consideras la programación "estelar" de todos los días, creo que sería una verdadera funa la que merecería TV abierta. En todo caso, efectivamente en enero es difícil para los periodistas encontrar noticias y buena parte del tiempo de los noticieros lo ocupan robos y asaltos, que si en realidad considerados individualmente fueran importantes, cada día debería haber unas tres o cuatro horas de noticiario central. En todo caso, no me extraña que sospeches, pero considera lo siguiente: Para investigar y juzgar responsables de corrupción, la sobre exposición mediática no ayuda mucho. Y por otra parte que las mayorías tienen el legítimo derecho a simplemente estar de acuerdo conque le metan las manos al bolsillo y olvidarse de todo para disfrutar lo que hay.

Caro: Estoy muy de acuerdo. Pero agregaría que los amargados también tienen su derecho a reclamar por lo que no les gusta. Varios de ellos (como mi cuñao o mi compadre) son re buenas personas.

Rabinmune

invisible_soledad dijo...

Inspirado?... así parece, pues en tu post hay muchas ideas interesantes a partir de una manifestación artística innegablemente hermosa.

No puedo dejar de decir que la capacidad que muestras para hacer analogías es, a mi juicio, perfecta... en fin.

Creo que todos tenemos derecho a pensar, sentir y expresar lo que queramos en relación a un evento o situación determinada, incluso la persona que se refirió a la muñeca como "mona con patas" (ovbiamente esta persona tiene una sensibilidad diferente y respetable y hemos de reconocer que valora el deseo de sus hijos y los lleva a ver la presentación).

Me parece que valorar a la muñeca como una obra de arte es lo indicado, concuerdo contigo en cuanto a que una discusión respecto a lo que es o no arte resulta absolutamente irrelevante.

Me pregunto porqué es tan difícil para algunas personas disfrutar de un espectáculo (que no están abligados a ver, por cierto)?

¿Es tan difícil sentir, emocionarse, soñar, creer, imaginar? Yo creo que no.

ahoratodostusolo dijo...

Amigo mio: Sabes bien que generalmente no respondo luego de dar mi opinión en el blog, pero por respeto a tu persona me veo obligado a aclarar ciertos puntos profundizados por tí.
- 30 lucas no es mucho? mmm. Ojo en el país en que vives.
- Mala programación en tv. abierta? Toda la razón, pero siempre he odiado más las cadenas nacionales. Solo por el hecho de la obligación implícita en ella, y éste "paseo" fue a ratos una cadena tácita. OK. te gustó la manifestación artística?, anda a verla en vivo, porque entonces aboguemos porque transmitan los conciertos de jazz que dan el verano, obras de teatro que por cientos se dan ahora en la capital ahora, los conciertos de Frutillar y así hay mucho.
- Enero con escasas noticias?. Eso te lo discuto con pasión, creo que particularmente este enero es tremendamente noticioso, de hecho en una sociedad más sana sería el momento de reflexiones profundas para afontar ciertos escenarios traumáticos que se vienen.
- Ojo con el comentario respecto de la corrupción y los medios, ese es un tema aparte que discutiremos en un escenario apropiado, porque lo tocaste, a mi entender, livianamente.
- Gracias por reivindicar el derecho de nosotros los "amargados" a opinar y reclamar(je, je).

Freddy

PD: El otro día esperé que llamaras y me quedé con la cervecita helada en el refri... cooperaste!.

ahoratodostusolo dijo...

Sole: Para mí no, pero reconozco que no soy muy constante ni adicto a emocionarme. Y en general no todas las obras artísticas o cuáticas me agradan.

Compadre: En cuanto a las 30 lucas, en realidad creo que puedes tener razón, 30 lucas son solo 30 lucas, serán mucho o poco dependiendo del presupuesto personal y familiar.

En cuanto a la cadena tácita, fíjate que sin compartir el odio por el contenido en este caso específico, es una cuestión que siempre me ha llamado la atención: La tendencia a uniformar las programamciones, a competir con un producto en lo posible igual al del lado. Me parece que más razonable desde una perspectiva de estrategia de mercado, buscar algo distintivo.

En cuanto a otras actividades sin difusión, estoy plenamente de acuerdo. La TV abierta especializada creo que sería una alternativa interesante. Pero sin subsidio, no funcionaría, porque no es económicamente rentable. Por lo menos TV abierta en Chile.

En cuanto a lo noticioso de Enero, creo que vale la pena distinguir entre las noticias del panorama diario y la reflexión más profunda, creo que lo segundo es más propio de programas especializados que de los noticiarios.

El tema de la corrupción y los medios queda para el próximo cara a cara.

Y finalmente no me agradezca que vele por el legítimo ejercicio de sus derechos, es lo mínimo que puedo hacer por alguien que me ha acarreado en estado etílico comatoso.

Rabinherente

PS. A próposito, recordando el tema de la consecuencia, ¿no sería genial que alguien con tanto por aportar escribiera un tremendo post haciendo rodar cabezas con sus poderosas filípicas?

ahoratodostusolo dijo...

Considerando que ya estamos concordando en algunas cosas, dos apreciaciones más:
- Las programaciones tienden a homologarse en la forma, pero tienen algunas diferencias en el fondo del discurso hasta en los programas más triviales, en el caso de la entrega de esta noticia-espectaculo-manifestación artítica, fue sin distinción alguna, de ahí el concepto de cadena.
- Ojo respecto de la reflexión, no estoy pidiendo que reflexionen por mi o los demás, sino que se pongan en la plataforma más visitada (a la sazón la tv.) temas relevants para que exista reflexión. De este modo convenimos que SQP, Primer Plano o Alfombra roja probablemente no ayudarán a ello (ojo que marginalmente pueden tocar temas relevantes, insisto "marginalmente"), pero por favor los noticiarios todavía tienen alto raiting, son vistos, generan temas, más allá de sus paticulares discursos políticos, oficialista, de derecha, tangencialmente disidentes, etc. Que los extras a cargo de los departamntos de prensa, y los noticiarios centrales con sus satélites se desvivan por algo así es lo que no comparto y me satura.

Freddy

Iretth dijo...

Sólo puedo decir que fue agradable emocionarme y volver a sentirme como una niña, me encantan las cosas colectivas, me gusta cuando la gente se toma los espacios publicos para disfrutar, extrañe este año el loveparade, más que la música y el baile, la oportunidad de ver tanta gente alegre en medio de la alameda sintiendose libre, olvidandose de lo gris que es la calle y sólo disfrutando el momento, me gustaba ver tanta gente esperando pasar a la pequeña gigante en las calles, me da la esperanza de que aún nos queda mucha humanidad y que aún creemos en los cuentos... y que se puede traspasar a nuestros hijos...
Me gusto lo que escribiste, sobre el arte... yo trabajaba en la facultad de arte de la chile en la epoca del pez en la licuadora... también produjo un debate encarnado de lo que era arte o no...
Un gran abrazo

Anónimo dijo...

PARECE QUE EL POLOLEO TE ESTA PONIENDO MAS MAMON.



IGUAL LA PEQUEÑA GIGANTE ES COMO TU GEMELA:

GRANDOTA, MEDIA AGUEONA Y SIN CORAZON.

ahoratodostusolo dijo...

Estimado: Lamentablemente terminamos concordando en algunas cosas. Sin embargo, creo que mi apreciación es distinta, en cuanto no podría decir que se "desvivieron" cubriendo a "mi gemela", según dicen por ahí. Particularmente porque creo que existió cierta proporcionalidad, considerando que fueron 300.000 personas las que se apersonaron, eso no deja de ser un indicador, ahora de qué faltó diversidad en la perspectiva de cobertura, estoy de acuerdo. Pero no les puedes pedir a todos los periodistas que sean tan lúcidos como yo a la hora de analizar este "fenómeno cultural".

Ireth: Yo también me emocioné, pero curiosamente no me sentí como niño. Difiero de la mayoría en el sentido que creo que se trataba de un espectáculo que incluso tenía ciertos subtextos dirigidos especialmente a los adultos.

Anónimo: En cuanto a que el pololeo supuestamente me pondría mamón, lo dudo. Toda vez que pololeo desde los 19 años, con mi señora llevo dos años casado y casi siempre he sido igual.

En cuanto a la analogía, creo que aciertas y es indesmentible.

Pero te puedo mencionar algunas diferencias:

1.- No duermo tanto
2.- No me ducho en público, ni tampoco con ropa.
3.- No me gustan los helados de paleta
4.- No ando meando en la calle
5.- Tengo un público aperrado, pero no tan multitudinario
6.- No andaría weviando detrás de un rinoceronte por una recompensa de diez lucas, ni por encargo de la Bachelet.

Rabintransigiente

mayo22 dijo...

Iba a escribir algo al respecto pero al leer los últimos post no puedo parar de reir!!!

me aprieto la guata!!!

Marilyn dijo...

A mi me encantó... y también le dediqué algo en mi blog. Te me adelantaste, pero ambos cuentan, ¿no?

Kein dijo...

Quedé encantada... tanto o más que mi hijo, mi hermana, mis sobrinos y la gente que estaba cerca mío... estoy muy de acuerdo con eso que mencionas de 'vislumbro la justificación de su costo en la sonrisa del pueblo...' Una historia que parecía para niños, pero que finalmente nos tuvo a miles pendientes de ella... lindo, no..?

Muy buen post, interesantes cosas mencionas aparte de lo de la peque... Me gustó...

ahoratodostusolo dijo...

Mauricio: Ojalá se te salga un pedo.

Marilyn: Por supuesto, tu punto de vista es tremendamente interesante. Además si la gente de las regiones no reclama atención, en Santiago jamás nos vamos a acordar de ustedees.

Kein: Me contarón por ahí que pinchaste con un "liliputiense" titiritero. ¿Será cierto?

Rabindiscreto

Kein dijo...

No me pregunte esas cosas en público, pueh! No ve que soy tímida..? (Comió galletas gritón, lindo..?)

Trilce dijo...

Recordando algunos de los varios comentarios del público de la plaza de la constitución, me gustó el siguiente:

"Compadre...nunca había esperado tanto tiempo a una mina" (en relación a las 3 horas que estuvimos esperando a la pequeñuela)...Por lo cual debo admitir una enorme envidia..jaja...
Asique desde ahora voy a usar tacos altos y de seguro voy a petañear más...a ver si consigo tantos admiradores como esta chiquitina de verde.

TRILCE

tombrad dijo...

Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que pusiste, creo que las fundamentales como que no solo para comer y cagar vive el hombre y eso ni siquiera nos diferencia mucho de los animales que también se lo pasan jugando buena parte de la vida.

También creo que es irrelevante definir que cosas son arte y cuales no lo son, es una cuestión de opinión nomás y nadie está en posición de dictar cátedra en eso.

Pero tengo algunos reparos: así como cualquiera tiene el derecho a emocionarse, el derecho a indignarse y considerar una basura el trabajo de un artista es fundamental.

Los tipos no se pueden blindar de la crítica diciendo que "todo es arte", eso es un recurso super penca. Puede que todo sea arte pero la verdad es que hay mucho arte que apesta.

Otra es la relación del arte con el billete, yo creo que el gobierno jamás debiese gastar una chaucha subvencionando artistas, que les de para los materiales, okey, puede ser, pero que les de un medio de vida es la peor prostitución que genera engendros como el payaso de Zurita y todos los zanganos que se ganan la vida como "artistas oficiales". La regla del buen arte es "si no vendes no comes", el estado no tiene por que andar apadrinando sus prostitutos artistas.

Eso sería...

Lady Kayser dijo...

Linda la "Performance" y todo.. los niños felices.. pero igual tanto "Wailon" junto en un espectaculo para niños, fue como too much.. y que decir de la INCREIBLE cobertura..(Ojala fuera asi, cuando jugara la U)...

Saludos.-

Lurdena dijo...

¡Muy bien dicho!

Saludos

ahoratodostusolo dijo...

Kein: ¿Tímida? Sin comentarios.

Trilce: Podrías ducharte en la calle y echar una que otra meadita y te asegura que tendrías miles de admiradores.

Tombrad: En cuanto a la intervención del estado, estamos de acuerdo en que no está mal facilitar, con criterios democráticos, los insumos a los artistas. Pero creo que no está de más premiar también los resultados, los premios nacionales, creo que cumplen una función indispensable, como también los aportes privados, que no son menores.

Lady Kayser: Pues pienso todo lo contrairo, me pareció un poco complicado que muchas familias llevaran a niños muy chicos, que no entendían la idea de la obra, además corriendo el peligro de ser aplastados o perderse.

Luderna: ¿Qué es lo que estuvo bien dicho?

Rabinoperante

Mariela dijo...

Así que te enamoraste de la Pequeña? Es menor de edad, cochino :s jajajajaja

Nah, es preciosa, pero sabes lo que pienso al respecto.

Por lo que tengo entendido, la mitad de la plata la puso la Embajada de Francia, el resto privados.

No sé, a mi encantaría que se se distinara la misma cantidad de plata para becas a estudiantes de los tres primeros quintiles, o para los más de 100 mil estudiantes que se quedaron sin Crédito con Aval del Estado por falta de cupos.

Sin duda, fueun espectáculo maravilloso y mágico, pero la cifra, una falta de respeto para algunos.

Eso.

Saludos, Rabinconsciente

Trilce dijo...

jajaja...no creo que sea lo más sexy andar haciendo pipi en la calle, por lo demás eso de las duchas en público me dá un poco de cosita :s
Si me voy a creer muñeca, entonces tendré que ducharme con el rinoceronte al lado mio.

Trilce.

Cleo dijo...

Estimado:
Veo que Ud. es otro de los que alucinó con la susodicha muñequita.
Al pueblo, pan y circo, decían los romanos....sobre todo al nuestro, que puede tener la panza más o menos llena de pan, pero que ya se está aburriendo del mismo circo de siempre. La novedad se agradece.
Bien por quienes gozaron con la célebre marioneta. Por cierto, no me incluyo en ese lote, pero recordemos que la Ciudad de la Furia tiene 5 o más millones de habitantes, y no solamente los 300 mil que salieron a la calle. Y mientras esos 300 mil disfrutaban el espectáculo callejero, los demás continuamos (por ejemplo) "yendo a misa y comiendo empanadas", como todos los domingos nomás.
Segú tengo entendido, la operacionalización que la sociología hace del concepto de "cultura" (y traducida groseramente por quien suscribe), equivale a algo así "cualquier expresión propia de una sociedad determinada". O sea, "NADIEN" puede encasillar el concepto en una sola forma de expresión. El mojón dorado, el folclore de los Quincheros, los guachacas, la Britney Spears, la pintura costumbrista, la arquitectura minimalista, los diseños de Rubén Campos, los artesanos de feria playera y la Sonora de Tommy Rey, son tan cultura como la Radio Beethoven o el Ballet del Municipal. Ahí concuerdo plenamente en que la cultura existe en la medida de que cada cual la sienta.
Me sumo a las dolidas palabras del hijo pródigo (Freddy): era necesaria tanta cobertura de medios para la marcha de la muñeca? Fíjate que cuando vi en las noticias las dos micros despaturradas en plena Alameda, me dije: "Albricias!!! Comenzó el Transantiago" . El non plus ultra de la ignorancia, no?

En fin, the show must go on....y otra vez me fui de tesis barata.

Dios guarde a S.S.

La Reina del Nilo "incurta".

ahoratodostusolo dijo...

Mariela: Sólo un amor platónico. Aunque si espero unos 5 años...quizás!

En cuanto a la eventual falta de respeto que significaría el costo de la obra, me parece que la misma crítica se podría hacer a cualquier privado que compra un automóvil de lujo mientras hay niños muriendo de hambre. Creo que en nuestra sociedad posmoderna, individualista nada solidaria, hace tiempo que dejamos de tomar en serio esos argumentos independientemente de si son válidos o no.

Trilce: Bien por el rinoceronte. Tarde o temprano todos los villanos terminan ganando.

Cleo: Creo que sería interesante hacer una encuesta para saber a cuantos de los que no fueron les gustó ver a la niña por TV y cuantos les molestó, no imagino a los 4 millones 700 que no fueron indignados en sus casas reclamando por la cobertura televisiva. A las minorías se les trata como minorías.

En cuanto al transantiago, te recomiendo el post de más abajo.

Rabinmortal

oli dijo...

la obra no esta terminada sino hasta ke llega al publico, es el publico kien la completa, como la complete, uffff hay tantas variantes como personas la observen (por ende tantas obras como personas observen lo ke entrega el artista).
ahora, el tema de ke es arte y ke no lo es, creo ke es muy gratuito cuando la gente opina tan livianamente sobre eso. yo no tengo ni barba, ni pipa ni boina, pero me siento con conocimiento de causa para opinar (roberto me pidio ke explicitara ke soy historiadora del arte, aunke nunca he creido ke un titulo sea garantia de credibilidad, mas bien ke la credibilidad se gana con buenos argumentos), lo cual tpco kierre decir ke lo ke yo diga sea la verdad absoluta, pero sin duda va a pesar mas ke lo ke opine alguien ke en su vida ha estudiado un poco sobre eso. lo mismo con kienes se hacen llamar gratuitamente artistas, y en su vida vieron lo ke otros han hecho antes ke ellos, repiten o copian cosas y creen ke tienen la mansa novedad.
pues con conocimiento de causa, la pekeña es la mansa novedad, es unica en su especie y merece su lugarcito dentro de la historia del arte. ademas desentumecio muchas cabezas, aunke sea molestando, y eso tiene gran valor tb, cualkier cosa ke remezca los sesos y sake a las personas del letargo de la comoda y fofa cotidianeidad(o rutinariedad).

Dany ... dijo...

La iniciativa excelente, la mayoría de las personas y niños se mantuvieron fascinados con la muestra ... valorable ...
El problema de algunos es tener una mentalidad cuadrada ... no todo es inversion, produccion, trabajo ... el disfrutar de estos espectaculos y evadirse de la monotonía en la que estamos sumergidos debe ser parte de la vida ...
Besotes mi viejo ... cuidese ...
aunque sabes yo hubiese preferido el indio picaro gigante (el que mando por mail tu sabes quien jajajaja)

ahoratodostusolo dijo...

Oli: Precisamente la novedad es uno de los aspectos más destacados, creo que no se había visto nada ni parecido con anterioridad.

Dany: ¿Y por qué no una india pícara?

Rabingenioso

Vero dijo...

uyyyy tengo un monton que decir, pero no dire nada por ahora solo cometar que me gusta la manera esa manera de ver las cosas, a veces temas tan simples termina siendo un enredo de politiqueria que no me cabe en la cabeza, es bueno a veces dejar de hacer asociaciones negativas y solo disfrutar.

Un Beso.

LA FULERITA dijo...

Debo reconocer que cuando supe de la pequeña gigante y la millonaria inversión requerida para el evento casi se me cae el poco pelo que va quedando. Lo encontré grotesco, vano y falto de sentido artístico. Al cabo de dos días, mientras viajaba por Ismael Valdés Vergara, vi el montaje de los vagones de tren, ya no me pareció tan irrisorio y me dejó curiosa.
finalmente, el sábado a las 5 partí a la plaza de la Constitución para presenciar la llegada de la ya famosa muñeca.
Ciertamente, arte es aquello que conmociona nuestros sentidos de una manera mágica.
Fui una de los miles de espectadores presenciales de esa magia que me devolvió un pedazo de infancia...

Andrée-Liz dijo...

Qué lindo lo que escribió la Fulerita... me emocioné...

Lamentablemente me lo perdí... me estaba castigando en Buenos Aires.

ahoratodostusolo dijo...

Vero: Siempre lo mejor de la vida es disfrutar.

Fule: Curiosamente yo lo disfruté como adulto. ¿O será que estoy confundido y seré niño por siempre?

Andrée: Y lo que escribí yo ¿qué te pareció?

Rabi