26 de febrero de 2007

LA OCTAVA ES LA VENCIDA



Vi “Los Infiltrados” una semana después que mi señora, a principios de diciembre del año pasado. Como antecedentes preliminares consideré el visto bueno de la mayoría de los críticos, de mi compadre que ya ni se aparece por estos lados, de otro gran amigo, el Pelao Henríquez, fan de Scorsese y por otra parte opiniones disidentes de mi cuñado y de ciertos personajes que se quedaron dormidos viendo la película.

Imperdonable, porque la película es rápida, ágil y su desenlace es sorprendente. La cámara de Scorsese no se debate, como en “Casino”, o “Buenos Muchachos” en un eterno circular por parajes urbanos que a veces marea; la historia es tan dinámica que no hay tiempo para desconcentrase; no eterna como “Gangs of New York”, ni extremadamente densa como “La Última Tentación...” Sin embargo, si alguien ha seguido con cierta dedicación la obra de Scorsese, atento sólo a las imágenes podría descubrir que él es el director de “The Departed”, pese a que tal información inicialmente se le ocultara. Se trata de una “mano” que se nota. Yo tengo mis favoritas: “The King of Comedy”, “Taxi Driver” y “Raging Bull” y un par que desprecio, quizás injustificadamente: “After Hours” y “Cape Fear”.

Cada escena en “Los Infiltrados” vale por sí sola, pero la velocidad con la que se suceden no da lugar a la formación de ambientes, para algunos necesaria para el compromiso del espectador con alguno de los personajes. Son escenas muy cortas y llenas de diálogos fuertes e interesantes. Ambientes v/s diálogos.
El mérito del director es precisamente cuidar que el espectador no se extravíe, ya que resultaría imposible tratándose de este guión avocarse a la formación de ambientes complejos en menos de cinco horas.

Pero, además de hablar un poco de cine (para que no se diga que siempre pretendo hablar de algo central dando la lata con datos preliminares que terminan ciendo el alma del post) hoy mi tema es el orgullo.

Cuando le entregaban a Morricone el Oscar Honorario le comentaba a mi señora: Si a mi me hubieran despreciado tantas veces como a Peter O’Toole, Ennio Morricone o Martin Scorsese, yo no me presentaría a poner la cara para nada, ni nominado al Oscar ni a algún premio "especial". Curioso, en circunstancias que suelo jactarme de ser el ser humano menos orgulloso que existe. Entonces me pareció identificar, más que distintos tipos de orgullo,
distintos entornos en que el orgullo se manifiesta.

Scorsese tenía buenas razones para pensar que, después de haber sido nominado y preterido en siete oportunidades anteriores, lo estaban agarrando para el hueveo. Porque la cosa no es como cuando González juega con Federer: de antemano sabemos el resultado, porque sencillamente Roger Federer es mejor tensita. Scorsese había sido nominado en categorías en que pudo ser considerado varias veces el mejor (director y guionista) en batallas parejas. Por otra parte, incluso aunque las decisiones anteriores hubieran sido acertadas y justas ¿quién en su lugar no hubiera pensado que lo pretendían perjudicar? Entonces perder siete veces no deja de ser sospechoso. ¿Cómo reacciona el ser humano frente a situaciones como esa? ¿Quién de Ustedes no hubiera enviado a la Academia a la chucha? Yo lo hubiera hecho a la quinta. En esta oportunidad hablamos de reconocimientos, pero también la habitualidad en castigos, menosprecios, o golpes análogos puede llevarnos a desviar la mirada y arder de rabia mientras ignoramos nuestro entorno. Humano, muy humano.

Como es humano no pedir disculpas o desconocer el error frente al amigo o a la pareja, pese a que tenemos la conciencia de no tener la razón, es simplemente orgullo con otra vestimenta. Para mi es muy sencillo ser humilde y comerme el orgullo frente a cualquier persona. Pero no frente a instituciones o grupos de personas, no he tenido la oportunidad: pero el sólo hecho de ponerme en el lugar de Martín Scorsese me hizo concluir que no soy sincero al presentarme como el sujeto más carente de orgullo del universo.

Martín me dio una lección, en la vida.
Quizás no cambie en nada, pero siempre es bueno tener las cosas claras. Se lo agradezco, junto a su sobresaliente filmografía.

No sólo de las propias historias se puede aprender lecciones interesantes.

Roberto

PS a todo esto, no he visto ni ”Bringing Out the Dead” ni “El Color del Dinero”, por si alguien me los puede prestar, regalar o decirme dónde las puedo conseguir.

29 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

Interesante el punto ese que mencionas acerca de que el orgullo puede manifestarse en distintos entornos ... no lo había pensado así, y también me declaro poco orgullosa en general. Pero sí. El punto es, que quizás hayamos algunos a los que nos molesta tener que hacernos valer frente a un grupo u asociación o whatever ... al menos a mi, tiende a importarme un pepino lo que opinen de mi cualquiera que no sea mis cercanos, por lo que, si bien quizás habría agradecido a la a academia, en el fondo no habría cambiado mi perspectiva para nada ... En lugares donde se me evalúa (por trabajo o lo que sea) ya es más frustrante no estar de acuerdo con lo que opinen los demás, y ahí quizás sí me molestaría ... mmm, creo que no puedo expresarme muy bien, pero tu post me ha dejado pensando. :)

Saludos!

invisible_soledad dijo...

Nace un escritor, muere un no-orgulloso: bienvenido a la realidad.

Esa postura de: yo puedo con todo, soy en extremo tolerante, me trago el orgullo, etc. era más falsa que el Oscar entregado a Scorsese (no la estatuilla, la intención, se entiende). Lo felicito por su aproximación certera al orgullo, asunto que se dejaba entrever ciertamente en sus posts pero que usted insistía en negar.

Es bastante fácil ir por la vida de tolerante, no-orgulloso, quizás el blog de utedes debió llamarse El Santo y El desaparecido. En fin, no tengo excusa ni explicación para lo que he dicho hasta aqui, pero ¿No salen acaso las grandes verdades a partir de palabras sin sentido expresadas en el lugar y en el momento correcto?

Me permito escribir esto fundamentalmente partir de lo leído en el post anterior y en éste. ¿Cuál es la idea? "Conózcanme que tengo defectos como cualquier otro mortal?"! ...mmm creo que el orgullo es lo que más identifica a los dos últimos posts. Felicitaciones por lograr ejemplificar clarito clarito la idea central de los posts.

¿Aguantarías hasta el quinto intento para mandar a la chucha a los que entregan el Oscar? Me atrevo a decir que, partir de todo lo que le leído cerca de tu persona escritito por tu puño y letra -entiéndase teclado y dedos-, no guantarías una tercera vez, una segunda tal vez, por las dudas, pero ya una tercera te daría la certeza para ver que te están agarrando para el hueveo y actuar.

Me dmira que te preocupe escribir algo "para que no se diga después que..." ¿Acaso este no es un blog en el que tú (y tu compadre) deciden qué escribir y qué no escribir? ¿O empezaremos entonces a escribir según lo que nos digan? Si es así entonces los invito a los dos a retomar conversaciones de antaño, esas con harta cerveza, y luego transcribirlas... notable.

De cine no sé mucho, veo sólo películas buenas que generalmente me han contado antes, de manera que me puedo asegurar no estar viendo cualquier huevada que a alguien se le ocurrió que podría mostrar al mundo. Además, me gusta comentar las películas y éso es algo que hasta aquí no encuentro con quien hacer, pues me gusta destripar las películas, analizar todo. Por éso no sé mucho de cine pero sí sé de ciertas películas, las interpretaciones, trasfondos, etc.

Ví "Taxi Driver", el De Niro se vé muy exquisito en esta película. Y las que mencionas no haber visto, bájalas de internet pos... así no tienes que perder tu orgullo pidiendo que te las regalen o que al menos alguien se apiade y te diga cómo conseguirlas. Somos o no somos orgullosos pues, pongámonos de acuerdo y después escribimos ¿ya?

tombrad dijo...

El orgullo es lo mejor que existe, por algo Santo Tomás lo puso en primer lugar de la lista de pecados capitales:
orgullo, avaricia, glotonería, lujuria, pereza, envidia, ira.

Cada uno de estos pecados es una gran virtud, Nietsche lo dijo hace tiempo. Sin orgullo no se es nada.

La arrogancia o menosprecio podrían ser malas, pero son pecados veniales nomás como la vanidad o la cobardía.

firma, tomas el teólogo

ahoratodostusolo dijo...

Angel y Demonio: Otro ejemplo interesante lo has aportado con bastante astucia: Las Calificaciones en la pega. Que bueno que pienses, todo un logro para mi. (no quiero decir con eso que habitualmente no pienses, no se malentienda)

Sole: Las conversaciones las tenemos siempre, pero mi compadre tiene la grabadora. Me voy a coseguir una para dejarlo tan mal parado como me dejó él a mi.

La verdad, creo que no es necesario que tenga claro lo que soy para escribir. De hecho la mayoría de las cosas sobre las que escribo no las tengo claras, y he aprendido bastante de los que comentan, entre otros, de los sicólogos.

Tomás: No todo lo que Santo Tomás escribió está equivocado, de hecho, estaba a favor de la pena de muerte, en eso supongo que están de acuerdo.

Yo no, pero sí sobre el carácter pecaminoso del orgullo

Rabinbed

manu dijo...

rabino, te mandaste el medio contrapunto, ídolo!
yo estaba prepárándome para comentar sobre departed, que la ví, y me sales con un tema que me provoca mucha empatía. Dicen que el orgullo exige a los otros que se sometan a uno, porque uno alguna vez se ha sometido. Hay que cambiar la cara de dirección: nadie debe someterse a nada!

Dany ... dijo...

COMO %%·&$&&$&$& puedes escribir tantooooooo -.... vi la pelicula ... me dejo en estado de PLOP! ... arghhhh mañana te leo con mas calma hoy me duele la cabeza alcance a leer menos de la mitad....

invisible_soledad dijo...

La verdad es que no entiendo por qué dices que no tienes claras algunas cosas acerca de las cuales escribes, yo he podido percibir que generalmente escribes acerca de las cosas que tienes claras.

Tu capacidad de síntesis, de relacionar ideas y de luego dar una opinión personal es impresionante, puedo decir con propiedad que escribes bien, especialmente si le sumamos a todo éto el hecho de que casi siempre tus palabras tienen un toque e humor negro a veces casi imperceptible, pero que se agradece.

Si yo tuviera la capacidad para expresarme como lo haces tú, me creería la muerte y andaría por el mundo cagándome a cuanto hueón/a tarado/a se me cruce por delante.

¿Aprender de los comentaristas? ¿Especialmente de los sicólogos?... pago por ver. :-)

invisible_soledad dijo...

Mmmm se me olvidó algo: Me puedes decir, por favor, cómo es que un agnóstico concibe la existencia de los pecados? o del "carácter pecaminoso del orgullo"?. No hay ahí algo raro? equivocado? o inadecuado?...

Personalmente creo que los pecados son todos cuestionables, pues hay que ser orgulloso, pero hasta un límite, cuál? el que mostró Jesús?... vaya que era orgulloso el profeta.

ahoratodostusolo dijo...

Manu: Pues si quieres que comentemos cine, comentamos cine. En su momento, cuando creamos el "todos tu rock", la idea que teníamos con mi compadre era crear cuatro blogs temáticos que orbitarían en torno a éste. De ellos sólo nacieron ese y "librosparatodostusolo", manteniendo aquel con alguna ayuda y con mi compadre aún deambulando por el desierto, aún estoy con el poto a dos manos con estos dos. "Todos Tu Gol" y "Cine Para Todos Tu Solo", tendrán que esperar.

Dany: Te espero hasta mañana entonces!

Sole: Decir generalmente tengo claras las cosas sobre las que escribo y algunas veces no las tengo claras, me parece, corríjanme si no, que es perfectamente compatible. Hasta armónico.

Creo que no escribo tan mal, pero ni aunque fuera Borges, me dedicaría a cagarme a cuanto hueón (a) tarado (a) se me cruce por delante. Básicamente porque si tuviera un talento de esa envergadura, sería bastante fome enfrentarme con los menos dotados intelectualmente: iría por los cerebros.

Finalmente ¿qué es lo que pagas por ver?¿Los casos en que los comentaristas sicólogos me han enseñado? ¿o aquellos en que me van a enseñar?

En cuanto al carácter pecaminoso del orgullo, efectivamente, al no ser cliente, se trata sólo de una analogía de índole más bien literario. Siendo estricto, debería hablar de "moralmente cuestionable"


Rabindicio

tombrad dijo...

Claro que no todo lo que escribió era malo, 100% de acuerdo en eso, fue un gigante intelectual para su época, inteligentísimo.

El caso es que si te fijas bien cada uno de los pecados capitales corresponde a parte de lo que llamamos a veces "la naturaleza humana" o sea los comportamentos que nos salen de lo más profundo y que todos compartimos: puede que no todos seamos bondadosos pero todos sentimos envidia o lujuria en algún momento.

No creo que sea casual esa definición de pecados, es muy conveniente y muestra notable de la inteligencia de este padre de la iglesia.

A todo esto ¡larga vida a la pena de muerte! ¡viva la muerte! como dijo el español ese

ahoratodostusolo dijo...

Tom: Parece no ser coincidencia. Parece haber un interés comprometido. Muy torcido. Casi como los de los de Dick Cheney y los vendedores de armas en la presencia bélica de USA en todo el mundo.

Un comentario a parte ¿Notaron que en la foto que puse Scorsese se vé igual a Raúl Hasbún?

Debí haber elegido otra...

Rabintranquilo

bàrbara dijo...

no soy muy cinefila, pero no ignorante, y me parece por lo que he leido y escuchado sobre sus pelis que se lo merecia ,asiq genial,no es tan monopolio como parece, todo llega,tarde pero llego,mejor en vida q muerto

Nicole dijo...

El orgullo: Otra cosa del ser humano que si está en exceso es considerada defecto.

Cuando empecé a ver los infiltrados me dio sueño y al final nunca la ví. Y ahora mi novio cada vez que puede me reclama diciéndome que la pelicula se ganó un Oscar...
En fin.

Gracias por tu visita!

invisible_soledad dijo...

Ya, sí, es armónico... bien te dejo pasar ésa por esta vez.

Claro, entiendo lo que dices respecto a "ir por los cerebros", si no fuera así qué gracia tiene... bien, para mi, tener un talento y cagarme a los hueones (as) que se me antoje es una entretención impagable, y es así como disfruto los comentarios acerca de mis dibujos, el sólo hecho de ver como algunos (as) tratan de dar una opinión seria al respecto me divierte a cagar.

En fin, nombraste a Borges, sin duda el mejor, hasta ahora... pues no dudo ni por un segundo que tienes talento para igualarte y superar a quien se te antoje (es una de las certezas que me preocupa, pues no quisiera que no-escribieras).

Ya, no ofendas a Scorsese pues, con lo de la foto.

Se me ocurre una pregunta al releer tu post, ¿Por qué no aceptar el orgullo frente a una persona pero sí frente a un grupo? ¿Se aplica ésto al orgullo disfrazado?

Ah! lo de pago por ver pretendía ser algo gracioso no más, me alegra que puedas aprender algo de alguien, a mi me cuesta, pero conozco al menos dos personas de las que he aprendido mucho y no son sicólogos, aunque una de ellas es una aprendiz que ha superado al maestro y la otra persona es alguien de quien he aprendido tantas cosas que sería difícil definir su influencia en mi vida, lo único que puedo decir de esta persona es que necesito seguir seguir aprendiendo mucho más.

kotto dijo...

cresta! no la he visto, estoy reentusiamado por verla de esta semana no pasa ...

un abrazo

ahoratodostusolo dijo...

Bárbara: Siempre los reconocimientos serán en vida, los póstumos son más bien actos para tranquilizar conciencias de los vivos.

Nicole: Si los infiltrados te dio sueño ¿qué género de películas no te daría sueño? ¿algo así como una de "acción-XXX-bélica"?

Sole: Me halaga haber contribuído a que te cagues de la risa con algunos comentarios serios a tus dibujos.

El orgullo, parece ser uno sólo, los ámbitos en que aflora distintos: en mi caso es algo así como ser elegante en la mesa de la casa y sacarte los mocos con un tenedor en las reuniones sociales.

Felicidades a ambas (supongo que las conozco)

Kotto: No te arrepentirás.

Rabincendiario

Kein dijo...

Muy buena película, casi no pestañeaba cuando la vi... Merecido el Oscar...

No leí todo tu post, sólo ando saludando... recién llego, aún tengo arena en las patitas...

Saludos para tí y Freddy (aunque ya no escriba)

Nos vemos.

Tadashi dijo...

Puta, si, eso de los apretujones en el metro es lejos lo mejor, pero encontrar a la mina rica igual es pega, ja!...

Na que ver la weà que le hacían a Scorsese...

Taba bueno ya...

Puta, la película era bakan, pero es que muy re buena...

A mì personalmente me dejó plop varias veces...

Como dije, taba bueno ya...

Saludos...

Margarita dijo...

Hola! interesante blogg, y gracias por tu visita del otro dia, saludos desde el norte!

invisible_soledad dijo...

Jajajajajaja... que simpático...

Si, conoces a las personas.

Jajajajaja... estuve revisando y la verdad es que me cago de la risa con tus comentarios no-serios.

Gracias por responder.

Cleo dijo...

Qué decir pues don Robert Rabbit...no he visto aún la peli, así que me quedo con esa tarea para el fin de semana para poder comentarla con más fundamento. De cualquier modo, Scorsese debe ser otro gran ejemplo en la historia sobre aquello de "el que la sigue, la consigue".

Concuerdo con otros comentarios, en que el estilo en que está escrito este post, muestra una excelente bajada al tema de fondo, el orgullo, a partir de un hecho que pudiera parecer tan trivial como la entrega de un premio ligado a la farándula. Notable, debo decir. Y una razón para que S.S. se sienta orgulloso pues.

En atención al tema de fondo, en muchas situaciones límites de la vida, si no fuera por ese malhadado orgullo....¿qué nos quedaría? Por eso yo atesoro el mío y muchas veces me agarro de él como quien se abraza a un rencor.

Leí en el post anterior que se encuentra "licenciado". Recupérese pronto.

Saludos,

La Reina del Nilo orgullosa.

ahoratodostusolo dijo...

Kein: Muy bien acompañada me contaron que viste esa película.

Límpiate bien la arena de las patitas y del potito. Arde, dicen.

Tadashi: Sí, la trama no deja de sorprender, y eso es mérito de William Monahan, el guionista, que a su vez se inspiró en el trabajo de Siu Fai Mak y Felix Chong. No todo el mérito es de Scorsese.

Margarita: Saludos desde el Sur

Sole: Gracias entonces por comprender y participar de mi sentido del humor.

Cleo: Siempre hay algo de lo que aferrarse, parafraseando a una magistrado que comentaba un caso de tocaciones en el metro. "cuando los carros están llenos y el metro frena uno se agarra de lo primero que encuentra".

Así es la vida, en los momentos críticos, uno se agarra de lo que tiene a mano. En mi caso no es el orgullo. Es simplemente el instinto de supervivencia. Mi fuente de inspiración, por frívola y superficial que parezca la encuentro en la Biblia:

Eclesiastés 9:4 "Mejor es perro vivo que león muerto"

¿El que la sigue, la consigue? Lo tendré en cuenta.

Rabinstintivo

Boz dijo...

hola.

yo creo q se lo dieron por reconocimiento de trayectoria y no por la peli, considerando eso si q la pleicula es excelente, la vi a penas salio al cine y me encanto, cosa q mis amigos confirmaran pq los latee como una semana contandoles lo genial de la peli, todo eso hasta q vi el laberenti del fauno, simplemente la q debio haber ganado, es genial y conmovedora, quiza no de la maestria tecnica de los infiltrados pero es de seguro mi nueva pelicula favorita.

en fin creo q es un doble merito haber ganado mejor pelicula siendo guion adaptado, pero el viejop se lo merece.

salu2

Marilyn dijo...

Scorsese, he visto muchas de él, igual me pasa "algo" con Cape Fear, es que me choca la Juliette L.
Los Infiltrados, me encantó, la vi en el cine, me impresionaron actuaciones que no esperaba y la encontré de todo menos somnolienta (eso sí que no lo entiendo!).
Y el orgullo... desería tener un poco más en estos momentos.
Saludos Rabi. Mi amigo Rabi.

Kein dijo...

Es que siendo yo tan grata compañía, obviamente no merezco menos... ;) Debieras preguntarle a quien te contó...

Si pues, tengo mi orgullo, qué creías...

Cómo va tu convalecencia..?

(PS: No queda nada-nada de arena... la realidad está cada vez más cercana...)

ahoratodostusolo dijo...

Boz: Pues tendré en cuenta su comentario sobre el Laberinto del Fauno.

Marilyn: Más bien parece que necesitas ánimo.

Kein: Ya no me morí:

Rabiminente

FuriosaCanifru dijo...

A mi esa película me encantó. Puta que la encontré guena!!! Y Cabo de Miedo también, y algunas otras no tanto.

Ahora el orgullo. Me parece que no soy muy orgullosa que digamos, porque no lo encuentro muy constructivo que digamos. Que se metan el oscar por la raja y yo sigo haciendo bien mi pega. Si ser director de cine es puro talento y los otros puros giles envidiosos y exitistas, que se lo metan por la raja!!!

Ahora que caché su profesión, don rabi, ya entiendo.

gonzalo dijo...

me llamó la atención el vínculo hacia la Iglesia Católica y el Parlamente como espacio de infiltración.

ahoratodostusolo dijo...

Furiosa: Estamos de acuerdo en lo relativo a Los Infiltrados. Quizás lo que me choca de Cabo de Miedo, es que yo esperaba otro final. Más infernal.

En cuando al orgullo me asalta una duda: ¿decir "métanse el oscar por la raja" no es un giro precisamente "orgulloso"?

Gonzalo: Son mundos paralelos cuyo sólo aire dota a la obra de un reflejo interesante.

Rabindeleble