16 de julio de 2008

Lavando la Cara de la Autoridad


La verdad no me caracterizo por ser impresionable, pero debo reconocer que cuando revisé, primero, en un diario electrónico el lanzamiento de agua realizado por una estudiante sobre la Ministra de Educación de nuestro país, abrí los ojos más allá de lo común. Inmediatamente me dije, va a haber aprovechamiento político para, ahora con más fuerza, instalar la tan resistida LGE.

¿Qué motivó a una niña de 14 a lanzar agua sobre la Ministra?. Las primeras respuestas que he escuchado y que apuntan a que los(as) jóvenes ahora son más rebeldes (sino violentos), que incluso son capaces de agredir a sus maestros(as) y que estos(as) incluso fomentarían o harían la vista gorda ante dichas actitudes, o no inculcan los valores más altruistas, me parece un insulto a la inteligencia y el sentido común.

Primero, cuando observo unanimidad, especialmente referida a la condena de hechos, que en principio no serían delitos graves, de parte de toda la clase política y la prensa, especialmente de derecha (Mega y Canal 13), tiendo a sospechar de que el acto no es totalmente negativo. Personalmente me he dado cuenta que cuando todos elevan las manos en pos de algo y no hay debate, algo de cuidado están ocultando.

Segundo, siendo sincero, no veo en este acto un jarro de agua lanzado sobre la faz de una señora que por su condición merecería respeto (que ha todo esto han mostrado el discurso mas conciliador ni aglutinador, a pesar de la cartera), sino sobre la autoridad y eso es lo que molesta a las élites. Siendo retrospectivos la autoridad nos pasa empapando con sus pésimas decisiones, actitudes, delitos, descuidos, etc. Por lo que siento lo sucedido como la reacción de una persona, que le han pasado cosas, que tiene una visión negativa de un conflicto, quienes objetivamente no han sido escuchados, (no me vengan con la patraña del consejo de muchos sabios citados por Bachelet para debatir y cuyas conclusiones no son las del acuerdo con la derecha) y que de una u otra manera no va sufrir inmediatamente el peso del poder (como si lo sentiríamos todos los demás que nos atreviéramos a hacer algo así, siendo que a muchos ganas no nos ha faltado).

No voy a ahondar en las declaraciones post de nadie, ni de los profesores (que siento han sido absoluta y dolosamente mal entendidas), del gobierno, alcaldes, derecha, medios de comunicación, etc. No vale la pena. Va a ser un debate circular corto, dirigido, como cortina de humo y conveniente. Me quedo con el hecho.

Freddy

9 comentarios:

Lilian dijo...

La verdad es que cuando me entere de este hecho a traves del blog de Tomas Bradanovic tuve una reaccion doble: (a) rechazo a la insolencia e ignorancia de la ninha perpetradora (b)casi satisfaccion de que este tipo de incidentes caoticos sucedan en un pais que ha estado reprimido por muchos anhos. Espero que mi comentario no sea tergiversado; no apoyo el acto en si, de hecho, lo repudio, pero el hecho en si es un sintoma de una sociedad democratica.
Saludos!

Invisible Soledad dijo...

¿Acaso alguien duda que lo realizado por la joven escolar fue para que el gobierno y su podrida LGE obtuvieran de manera tergiversada el "apoyo" de los indecisos de siempre?

Objetivamente la actitud es reprochable, hasta cierto punto. A veces se agradece el vaso - sino jarro- de agua fría, pera despertar, para reaccionar, así es que, insisto, es reporchable el hecho concreto y es simbólicamente una forma de hacer reaccionar a la Sra. Ministra.

Coincido absolutamente en el asunto que planteas respecto a "sospechar" de la no total negatividad de un hecho cuando hay unanimidad en la condenación de hechos que en un principio no serían delitos graves.

Yo, en lo personal, le hubiese arrojado un esc... no, no, nada que ver.

Tomas Bradanovic dijo...

A muchos chilenos nos causa repulsión la insolencia de una mocosa, creo que como insinúa Freddy fue excelente propaganda a favor de la LGE y permitió aglutinar mucho repudio contra los antes tan elogiados pinguinos. Además el acto fue bien cobarde porque la minsitra no tenía modo de defenderse ni responderle.

Pero en fin, me alegro porque sin querer le dieron buen respaldo a los que pensamos que el colegio de profesores, el estatudo docente y los dirigentes pinguinos de izquierda valen callampa. Creo que fue un aguazo muy fructífero, con consecuencias inesperadas.

Fabiola Pezoa dijo...

Nunca fue ni será bien vista la vulgaridad, por ello, chiquillos, aprendan de sus maestros: hay que aplastar a los enemigos...con guante blanco...(todo Chile sufre los robos de ellos...¿como tantos no van a poder con estos pocos ladris?)

LA FULERITA dijo...

Nada que decir.
aplastante reacción de una niñita malcriada y punto.
Para los que están en Facebook, les recomiendo el Grupo de debate "pégale una patada en la raja a la María Música"

Anónimo dijo...

odio la cobardia.

Karenvon dijo...

Después del jarrazo ya no quiero no pensar que vendrá, y más encima muchos la celebraron PAFT...


Saludos

RICKGONZA dijo...

bueno creo que nadie tiene derecho de hacer eso contra otra persona menos contra una autoridad, pero la verdad es una niña y no maneja sus impulsos por lo menos para ella se hizo famosa

mem dijo...

me ha impresionado mucho la reacción de los chilenos frente al agravio simple contra una representante de una autoridad que mantiene una educación horrenda, creadora de delincuentes y peones. Me imagino que es lo que se hereda de una dictadura en la que no se podía decir nada, menos aun agraviar de esa manera a un representante de la autoridad. Segumos acostumbrados a los patrones omnipotentes, intocables. La falta de respeto es entregar a nuestros hijos un mundo que empeora en pos de un desarrollo que nos destruye como sociedad. Ya me lo ha dicho mi hijo... "mira papá el mundo que nos están pasando"

La felicito a esa valiente niña y que los dirigentes corruptos, flojos y deseosos de poder que se preparen a más.

Que se preparen a recibir zapatazos.