10 de octubre de 2005

DESDE ARICA A MAGALLANES, CHILE, CHILE...



¿Sabes?, con todo lo que me gusta el fútbol, rogaba por no saber del tema durante un buen tiempo. Te juro que por momentos elevé plegarias a fin de que perdiéramos toda oportunidad de clasificar al mundial hace mucho para terminar con este sufrimiento. ¿Y qué pasó?: aquí estoy nuevamente con úlcera, rogando por esos milagros que históricamente nos han sido tan esquivos en el deporte rey, utilizando mis escasas facultades matemáticas para conocer las alternativas (que a todo esto son mínimas) para que chilito saque pasajes al país teutón. En este contexto las preguntas que me señalas respecto a nuestra condición futbolera me merecen análisis disímiles en su extensión. Con respecto a si este es el peor momento de nuestra selección, creo que lo peor fue la eliminatoria para Corea – Japón, sin duda, el momento más humillante que hemos vivido los hinchas, por lejos los últimos en América del sur y el solo hecho de que en algún momento fue D.T. de la “Roja” Pedro García nos dice que el descenso al averno del ranking FIFA fue real y justificado. Pero quiero detenerme en considerar si Chile es un país futbolizado: Creo que no es así. Nuestras manifestaciones de fanatismo no se parecen en lo más mínimo a las que demuestran las sociedades argentina o italiana en que si se puede respirar fútbol todos los días de la semana, más allá de la diferencias cualitativas de nuestros campeonatos. Nuestras únicas muestras de fanatismo pasan por las barras bravas que mucho de fútbol no contienen y son acotadas a tres o cuatro equipos, pero no encontramos gran cantidad de cafés o bares especializados, decorados y que giran en torno al deporte, carecemos de revistas u otras publicaciones especializadas, el público no acompaña a los equipos en el estadio por sobre los resultados, sentimos un desprecio manifiesto por nuestros ex-cracks que mueren en la miseria, etc. En general creo que somos, como en muchas otras cosas propias de nuestro carácter nacional, la variación bastarda de las cualidades óptimas: Somos exitistas, pero no exitosos (nos gusta el éxito, pero no lo alcanzamos, así mismo si por casualidad lo logramos nos subimos a un carro por el que no trabajamos), nos gusta el fútbol, pero somos malos para la pelota, generamos ídolos y luego los derrumbamos, etc. A lo más seríamos “futbolizados a la chilena”… lo que no es un piropo.
De todas maneras ojalá que gane Chile el miércoles, empaten Uruguay y Colombia y sigamos potenciando nuestros vicios respecto al fútbol, mi úlcera se acreciente y tengamos la oportunidad de ver los partidos en Alemania en algún sucucho santiaguino (si es que no vamos a Europa) y hagamos pebre el desempeño de nuestro seleccionado… Así vemos fútbol en Chile mier.……

Freddy
Es difícil comentar un fenómeno con objetividad cuando tenemos poderosos sentimientos comprometidos en el mismo. Hace unas semanas te decía que no entendía el nacionalismo. Pues sin entenderlo participo de una de sus más frívolas e intensas expresiones: el amor por la "Roja de Todos". Nuestra historia es irregular, plagada de éxitos y también de fracasos humillantes ¿Cómo evaluar? Si nos comparamos con países similares al nuestro en el número de habitantes, el número de participaciones en rondas finales de campeonatos mundiales, adultos y juveniles, como también en Juegos Olímpicos, y los resultados en los mismos, parecen bastante satisfactorios, no ocurre lo mismo si consideramos el IDH como parámetro para seleccionar los países con los que podemos compararnos. Peor aún resulta la comparación con realidades más próximas a la nuestra: países como Uruguay y Paraguay nos superan en rendimiento histórico, al mismo tiempo que, simplificando las cosas, son más pequeños y más pobres. ¿Dónde está entonces la diferencia? Me parece que en el interés de las personas, de nuestro pueblo, por el fútbol. No existe real fanatismo, como bien dice Usted: exitistas, no exitosos: Sin ser capaces de mantener revistas serias con información completa (desde la legendaria "Estadio", la "Deporte Total", "Minuto '90", "El Gráfico" y "Don Balón" sólo han sido experimentos parcialmente exitosos y por muy poco tiempo. Hoy sólo tenemos la "Triunfo" de mísera tirada) sin llenar estadios, sin comprometer verdaderamente a las empresas privadas con el fútbol más allá de unas migajas.
¿Es bueno o malo eso? Difícil de determinar. En principio, en cuanto hincha del fútbol, compartiendo la pasión de Galeano y Albert Camus, evidentemente preferiría otro entorno: juntarme a conversar de fútbol con amigotes, una tarde a la semana en "picadas" temáticas con mística, (para lo cual necesitaría un par de interlocutores medianamente informados) asistir los fines de semana a ver jugar al club de mis amores en estadios llenos, como en el Reino Unido. Llenos de gente pacífica, amante del balompié y no de la violencia, y no necesitar encargarle a un amigo de un amigo el Soccer Yearboock 2004 - 2005 a la tierra del Tío Sam, porque aunque cueste creerlo es la forma más expedita de tener acceso a las estadísticas más completas y serias que confeccionan los ingleses, ¡imagínate! más encima pagando impuestos para financiar a los marines. Todo una quimera.
Pero Alex de la Iglesia y Umberto Eco apreciarían un ambiente en que la redonda de 32 cascos despertara aun menos interés. Como todo, en definitiva las sociedades son lo que son y tienen lo que se merecen. ¿Cómo podríamos pretender contemplar relajadamente los últimos partidos de la clasificatoria con nuestro país instalado en Alemania si el máximo dirigente de nuestro fútbol se expresa con dificultad y (sin ánimo de ser despectivo) es llamado "Don Choco"?
Pues nuestra realidad es esa: definitivamente no somos los mejores y estamos aun mucho más lejos de ser los peores. ¿Será quizás como nos gusta? ¿Será que pretendemos que siga así para no gastar tiempo, recursos y menos aún neuronas?
Por mientras, le recomiendo agüita de manzanilla...
Roberto

14 comentarios:

Joe Powel dijo...

New York Times features links to Silicon Valley bloggers
Saturday evening at the Robert Scoble welcoming dinner my good buddy Om Malik of GigaOm and ... The Dan Mitchell article was about last week's head scratching that greeted Sun Microsystems and Google's seemingly vaccuous announcement of a technology alliance.
Find out how you can buy and sell anything, like things related to private road construction on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like private road construction!

ahoratodostusolo dijo...

La verdad es que la carencia de fanatismo no es buena ni mala, a estas alturas hay que asumirla. Al final como dijo un gran filósofo del balompié de cuyo nombre no acuerdo en este momento: "el fútbol es lejos lo mas importante de las cosas menos importantes..."

Freddy

ahoratodostusolo dijo...

¿Y por qué no lo menos importante de las cosas importantes? al fin y al cabo genera importantes movimientos de recursos humanos y económicos, constituye una importante alternativa a la droga en la juventud, permite optimizar la salud de quienes lo practican. Todo esto podría decirse de cualquier deporte, pero como dicen los comentaristas de ESPN, se trata del más bello del mundo y, por otra parte, del más difundido: La FIFA tiene más miembros que Naciones Unidas.

Pero, no es lo central de la vida para todos: consideremos que sólo una guerra se ha desencadenado por su causa. Y en definitiva, aunque si tu equipo gana el té es más dulce y la marraqueta más sabrosa, parece razonable pensar que lo primero es conseguir té y una marraqueta.

El mensaje es claro en todo caso, no hay peor ciego que el que no quiere ver y asumir la realidad es siempre el primer paso.


Rabininteligible

LuchoMasteR dijo...

Chile, Chile, Chile, Inglaterra, Francia, EEUU y + + + + + Compro, vendo y arriendo nacionalismo, llame ya!! si llama ahora se llevará gratis una cuota de antinacionalismo para usar en circunstancias apropiadas!!!
No respaldo la existencia del nacionalismo y lo que me gusta del fútbol es juntarme con amigos y compartir una esperanza, tomarnos una cerveza o bebida, gritar con un gol. Pero el fútbol en sí solo me gusta jugarlo, no verlo. Creo que esa suerte de compañerismo y unión se logra especialmente cuando todos nos vemos reflejados con la roja, y por eso quiero que gane y que vayamos al mundial. Creo que no es sano verlo de otra forma, darle más importancia... No al fanatismo!
Las fronteras representan separación o unión?
anhelo el día en que las fronteras desaparezcan, haya un libre flujo de trabajadores, etc... etc...
Ahora el fútbol nos da la felicidad de tener algo de que hablar, de compartir una idea con las personas que conocemos, la esperanza de competir y triunfar pero de pasada también nos deja un claro sabor nacionalista... será que acaso el fin justifica los medios???
En la realidad es claro que sí lo hace, en mi mundo ideal no
Cuál elijo? cuál eliges? Hay alternativa?
Ojalá que ganemos hoy!!! y que no ganen los otros!
Viva Chile mierda!

ahoratodostusolo dijo...

Comparto en gran medida tu opinión. Pero no debe olvidarse que el fútbol puede entenderse también como un medio para canalizar de manera inofensiva sentimientos que de otra manera podrían generar agresión o ilicitudes. Dicho de otro modo, el fútbol no es el orígen del nacionalismo, pero sí un medio para proporcionar un desahogo bastante más sano que la querra o el terrorismo.

Tema aparte, que merece una observación, es la serie de suspicacias que se han generado con ocasión de la última fecha de la eliminatoria. Ello demuestra que aun hay mucha basura que depurar.

Rabimantado

ahoratodostusolo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
ahoratodostusolo dijo...

Que si somos rigurosos, es basura que forma parte del fútbol. ¿Te imaginas una FIFA transparente, con rotativas periódicas de mandato, cuentas claras y participación de todos los países en igualdad de condiciones? o ¿Una confederación sudamericana limpia con campeonatos incuestionables? ¿Sería lo mismo el mundo sin Bocheaurdau (¿estará bien escrito?)?. No sé, creo que han pasado a ser una escencia del fútbol competitivo.

ahoratodostusolo dijo...

En fin!

Ahora tendremos tiempo para corregir muchas cosas en nuestro fútbol. No creo que lo importante sea buscar responsables, eso es secundario, lo trascendental ahora es repensar todo.

Absolutamente todo.



Rabindignado

ahoratodostusolo dijo...

¿Te fijaste cuánto le pagaron a cuerpo técnico y jugadores de la selección por el fracaso?... una verguenza...

ahoratodostusolo dijo...

No domino el marco contractual de los seleccionados, como hombre de palabra creo que si así se pactó, sólo corresponde que se les pague...
...La vergüenza es que lo cobren

Rabinmutable

Anónimo dijo...

Desde el otro lado de la Cordillera, creo que como bien dijo alguien por ahi, en Chile deben repensar el Futbol, que Futbol quieren, que Futbol sienten... pero deben hacerlo en su totalidad, deben repensar desde las divisiones inferiores hasta la primera division. Debe profesionalizar los distintos engranajes de su futbol, hasta los chicos alcanzapelotas, el futbol de hoy no perdona ni un aguatero amateur. Su futbol debe lograr un patron de juego, una identidad propia, se conoce de la Garra Charrua, se sabe del juego aereo Paraguayo, o del toque (aunque ultimamente intrascendente) de Peru y Colombia. ¿y Chile? ¿sobre que basa su juego? uno nunca sabe que esperar de Chile, que es lo que la Roja propone, y porque creo que filosoficamente todavia no tienen definido su Estilo y este creo es el paso fundamental para empezar la formacion de los mas chicos, por que se los va 'haciendo' de acuerdo a una idea consensuada no solo en la Roja, sino desde los clubes. Digamos que no estoy descubriendo nada, el futbol es el famoso trabajo piramidal, donde la Seleccion es la punta superior y su terminacion es el resultado de lo que esta debajo. Podria lograrse algo circunstancial, pero seria solo eso.
No han sabido aprovechar los buenos momentos para fortalecer sus estructuras y se perdio todo el envion que eso generaba, y por sobre todo se perdio tiempo.
Deben darse un planificacion a largo plazo, pensar en el 2010 seria repetir errores (mas o menos creo que estarian algunos jugadores de esta eliminatoria)¿cual puede ser la profundidad de un cambio a corto plazo?, el futbol chileno debe empezar a planificar para el 2014, 2018, 2022 y no desde la seleccion sino desde los clubes. Esos chicos que hoy estan empezado a jugar y tienen entre 7 y 10 años son los que van a jugar para estar en esos mundiales que mencione arriba.
Que empiece el debate en cada bar, en cada esquina, cada reunion de amigos, en cada... Blog !
No hay nada como hablar de FUTBOL, FUTBOL, FUTBOL... y si queda tiempo hablemos de FUTBOL !!!

Saludos

Javier

ahoratodostusolo dijo...

¿Bonino? Amigo Cuervo, que gusto que distingas nuestro blog con un comentario razonado, propio de una opinión autorizada.

Creo que nos falta mucho para llegar a lo que nos propones. En general me sorprende que nuestro país en general no sea un desastre con tanta improvisación y falta de profesionalismo. Eso lo podemos ver, no sólo en el fútbol, sino en el nuevo sistema de transportes de nuestra ciudad y muchas otras instituciones.

Pero centrándonos en la pelotita: ¿Puede un país en que las asistencias a los estadios, en promedio no supera las 5 mil personas esperar resultados en el corto plazo? Es difícil, porque el chileno en general es bueno para criticar pero no para hacer algo por los cambios. Es cierto, a los partidos de la eliminatoria llevamos gente, pero al campeonato no. Sólo algunos equipos, como aquel que a los dos nos cautiva, son excepciones. Pero en el último tiempo tal excepción incluso está "guateando". ¿Y por qué a la masa no le interesa nuestro campeonato? Porque es malo, simple. Con un campeonato mediocre, es difícil que durante la mayoría del tiempo, en que la selección no juega, se genere interés, en Chile, la mayoría de los hinchas se preocupan más por el fútbol foráneo que por el propio ¿Por qué? Por que es evidentemente mejor. Asi no se puede, con Clubes débiles, no hay manera de mejorar, cada vez que tengamos alguna "promesa" futbolística será vendida en las peores condiciones económicas por desesperación y se acostumbrarán a ver nuestro mercado como una tienda de saldos. Entonces ¿cual será el destino de nuestras figuras jóvenes? Ir a hacer banca a equipos de Europa y el resto del mundo, o jugar en aquellos de la "B". Eso es mejor que jugar acá, pero importa que nuestras promesas se pierden, simplemente porque sin jugar... no sólo existe pérdida de entusiasmo, sino también de recursos.

Recojo lo fundamental de tu comentario, ES INDISPENSABLE UN PLAN A MEDIANO PLAZO, SERIO Y REALISTA, QUE PASE POR RENOVAR TODA NUESTRAS AUTORIDADES DEL FÚTBOL. Para lograr lo que propones, tener alguna vez un equipo con identidad.


Rabiciclón

Anónimo dijo...

Estimadisimo... gracias por el recibimiento, y aprovecho para seguir dandole mi punto de vista, en cuanto a futbol se refiere, tema que como sabe, me apasiona.
Muchas cosas de las que decis, son muy ciertas. Pero me parece que su vision en este caso tiene un tinte extracontinental, si vos dieras estas razones con un Chile dentro del Continente Europeo, tus palabras serian contundentes. Por lo cual, me gustaria debatir tu punto de vista dentro del contexto real, el contexto Sudamericano.
Y como bien decis, concentremonos en la pelotita. Yo no creo que sacando Bra y Arg, haya en este continente un pais donde el promedio de asistencia supere los 5mil ¿Paraguay? ¿Ecuador? ¿Uruguay...? mmmm no creo, no se Colombia (no estoy tan al tanto de las estadisticas cafeteras). Sin embargo estos paises desarrollan el estilo propio que les señale en el mensaje anterior. Como se explicaria sino lo de Venezuela, alli el futbol es el 4to deporte en interes.
Hablas de malos campeonatos, bueno amigo Roberto, eso es una epidemia de todo Suramerica, realmente salvo algunas excepciones los partidos son mediocres. Me conoces, sabes que solamente voy a la cancha por el corazon y por la pasion que me despierta la azulgrana, si fuera pensando que voy a ver un buen partido, solo iria 1 o 2 por año, preferiria ir al cine o salir con mi Señora. A lo sumo prenderia el TV con un vino y una picada en mano,luego de 90min seguiria en la mia. Evitaria mucha mala sangre o esos largos viajes de regreso cuando vamos de visitante.
Aca tambien se van todos, lo mas comico es que vamos por la mitad del campeonato y ya se llevaron al que lideraba la tabla de goleadores, es decir, se llevaron medio goleador jejej y el tipo no se fue para jugar ya, sino que tiene que esperar hasta el año que viene que se abra el libro de pases, pero aca no juega mas, es increible! (para colmo es malisimo!)
El futbol es malo lamentablemente por estos pagos, ver el nivel de la Copa Libertadores o Sudamericana es un claro ejemplo.
Con esto solo trato de mostrarle que lo que decis no es exclusivo de Chile, pero lo que si le falta a Chile es trabajo de inferiores, una infraestructura que vaya creciendo con ellos y un debate que les vaya dando el marco ideologico de lo que se esperan de ellos en cuanto idea futbolistica. Sin temor a equivocarme, por nivel economico e intelectual, Chile esta en condiciones de crear y ofrecer estos tres items que mencione arriba, muy por encima de otros paises.
No quiero meterme en el tema dirigencial, porque lo desconozco, pero por las referecias que he leido aqui y en otros sitios, deberia haber un recambio profundo, aunque sabemos que estos siempre suelen ser los mas conservadores.

Es hora que empiecen a buscar el Triunfo y no el Triunfalismo.

Un abrazo de gol y que siga rodando la pelota

Javier

ahoratodostusolo dijo...

El trabajo de inferiores es determinante e imprescindible. En nuestro país está mal enfocado y curiosamente no creo que sea donde más faltan recursos. Lo que falta son incentivos y un trabajo más serio.

Es la gente que dirige el fútbol la que está pudriendo todo.

Falta una renovación total



Rabimperativo