2 de octubre de 2005

¿POR QUIÉN VOTAN LOS DELINCUENTES?



¿Por quién votan los delincuentes?
La pregunta de moda. Parece que incomoda, interesa, ofende y, en general, despierta la curiosidad de muchos. A mi parecer, lo primero que debe especificarse, y creo que es la cuestión más relevante, es ¿quiénes son delincuentes? Al respecto sólo percibo inexactitudes e ignorancia en el medio. Si nos remitimos al diccionario de la RAE, la respuesta es sencilla: "el que delinque". Ahora, en rigor el delito es un fenómeno complejo y con poquísimas posibilidades de análisis entregadas al mero sentido común. Las cuestiones jurídicas, que son las que me son más cercanas por mi especialidad, tienden a reducir groseramente los fenómenos, entendiendo el delito como toda acción típica, antijurídica y culpable y por delincuente la persona que comete uno o más delitos, resulta ser que tendríamos que considerar a todos quienes manejan en estado de ebriedad, quienes compran CD pirateados, quienes estafan, quienes roban, quienes matan, quienes ejercen de manera torcida la función pública y si ampliamos el espectro de análisis a los delitos - falta, quienes no cruzan las calles por los lugares habilitados, quienes corrieren carruajes o caballerías con peligro de las personas (494 N°6 Código Penal),quienes infringieren los reglamentos sobre corta de bosques (494 N°12), quienes empleando fuego elevaren globos sin permiso de la autoridad (496 N°30)...etc. ¿Es esa la noción que maneja el hombre de la calle? evidentemente No, para la mayoría de las personas el delincuente es el que es detenido por un delito de aquellos que Carabineros de manera coordinada con Paz Ciudadana ha denominado eufemísticamente "de mayor connotación social" (robos, homicidios, violaciones, etc.), porque como parece evidente, para los medios de comunicación, controlados por quienes todos sabemos, desde que es detenido y televisado es culpable sin necesidad de condena ¿O no? Pues no comparto esta visión, para mi un delincuente es aquel que ha sido condenado, mientras no sea así es inocente, y en cuanto al tipo de delito, creo que deberíamos excluir las faltas, de toda naturaleza, pero incorporar, con especial cuidado a los delincuentes de cuello y corbata que muchas veces tienen hasta participación en la propiedad de los medios...
Ahora ¿por quién votan ellos? me gustaría saberlo, pero creo que son seres tan distintos uno del otro que difícilmente podríamos obtener un patrón común. Otra cuestión que me parece impícita en el planteamiento es: que tan válido es su voto, a lo que te respondo con energía: igual de válido y respetable que el del Papa (que a todo esto creo que no vota en Chile) pues, en cuanto personas, me parecen igual de respetables y protegidos por nuestra institucionalidad. ¿Malos? lógico que sí, me adelanto a afirmar, aunque la determinación sobre la bondad o maldad del ser humano es sún más ardua. Pero, argumentando de manera pedestre, te diré: el día que me presentes una persona realmente buena, creo que valdrá la pena hacer diferencias con los malos. A las mayorías se les respeta. Sobre todo cuando más que de una mayoría se trata casi de la totalidad.


Roberto
Sin duda, los delincuentes de mayor peso están libres, gozando incluso de prestigio, poder y (ocupando la frase de esta semana) ningún gobierno tendría pantalones para meterlos definitivamente en la cárcel. Además de votar, más encima tienen injerencia en las campañas directas previas a las elecciones e inciden negativamente en campañas constantes contra tal o cual bando (siendo sinceros, básicamente a favor de la facción que invoca a la delincuencia como su bandera de lucha, o sea, la derecha).
Ahora bien, si usáramos como marco la idea de que la delincuencia es la relativa a hechos nocivos de gran connotación social, sólo a nivel de percepción, me atrevería a asegurar que los “maleantes” (como son definidos) ¡NO VOTAN!. Ya hace mucho se señala que gran parte de la masa de “delincuentes” corresponde a menores de edad que ya por esa condición se hayan imposibilitados de ejercer el sufragio y la otra gran parte de los denominados antisociales puede que en su mayor parte devengan en ese tipo de actividades por exclusión o marginación del sistema (O.K. no todos, pero insisto una gran parte), así un número considerable de personas imposibilitadas de tener un futuro mejor ya sea por discriminación, falta de estudios, origen pobre, condiciones de violencia intrafamiliar, en fin, ubicados en la periferia de los logros macroeconómicos de nuestro chilito, difícilmente querrán votar por uno u otro toda vez que sus resultados (magros o no tanto) los obtienen asistémicamente (sin considerar que nuestro sistema de elecciones, desde los requisitos para votar, o sea inscripción y el sistema binominal no invitan precisamente a elegir). Al final creo que los candidatos deberían buscar la fórmula para que en el futuro, en vez de permitir las condiciones óptimas para el surgimiento de delincuentes creen los espacios para que cada vez haya menos marginados y entre varios beneficios existan más electores. (Como que me fui del tema ¿cierto?)
Freddy


16 comentarios:

ProV1 dijo...

Audi Cuts Ad Costs With Blogs
Last week, at the OMMA East conference, the subject of blog advertising received a lot of attention.
Hello, good blog! I will visit again.

I have a individual health insurance site/blog. It has individual health insurance information if you are interested.

Thanks and have a good day !

-----------------------------------------------------

lokokid dijo...

I just wanna honestly say that mostly pages here are crap but you have something i like Good content I have a site to Pretty cool have a look if you got some time Starting a small home based business

ahoratodostusolo dijo...

Creo que no te alejaste del tema sino que entraste precisamente en la médula. La distribución del ingreso en Chile es la peor entre los 57 países considerados de "alto desarrollo humano”: el 20 por ciento más rico de la población chilena era en 2003 partícipe del 62,2 por ciento de los ingresos o del consumo, frente al 3,3 por ciento del 20 por ciento más pobre. Dime si no sería un milagro que no existieran atentados contra la propiedad en ese contexto. Ni Giulliani podría evitarlo.


Rabidealista

Kissita dijo...

Uff creánme que lamentablemente no podemos escapar de la realidad. Y si bien comparto en que son pocas las personas buenas, creo que aún queda una mínima llamita de esperanza.
El mundo está al revés, mientras hay gente que se muere de hambre en las calles o que simplemente arranca de los carabineros por vender en la calle para comer. En la cárcel está asegurado el plato de comida. ¿Es paradójico no?
Creo que solucionar esto requiere de una puesta en marcha desde cero, una utopía sin fin.
pd: los felicito por el blog... ta bien weno

LuchoMasteR dijo...

Considero que la pregunta nació de un comentario de un tal joaquín y también creo que se refería a los delincuentes que son juzgados por nuestro sistema penal (los más pobres y marginados) y no necesariamente se refiere al voto explícito, reformularía la pregunta con un ¿Quién quiere que gane las futuras elecciones la gente pobre, discriminada y sin oportunidades? No quiero pretender adivinarlo ni pensar por ellos pero definitivamente si esa fuese mi condición no votaría por el señor lavín ni menos por el señor piñera... Citando unos comentarios que escuché de un docente de la universidad de chile deberíamos fijarnos que tipo de personas son los que consideramos delincuentes. ¿Quién es más delincuente, el que crea un banco o el que lo roba?? claramente el primero está más consciente y es más hipócrita en lo que hace que el segundo ¿Por qué no está en la cárcel? por que el sistema penal latinoamericano es una moledora de carne de la gente pobre.
Ahora si el señor lavín trató de decir que si los que quieren un mundo más justo con menos discriminación y más oportunidades para todos (en los cuáles al menos teóricamente me incluyo)vota por la izquierda
Me gustaría decirle que estoy completamente de acuerdo con él.

ahoratodostusolo dijo...

¿Quién quiere que gane las futuras elecciones la gente pobre, discriminada y sin oportunidades? En general, están muy mal informados, y muchas veces reniegan del sistema, manifiestan indiferencia. Es sólo una generalización fundada en mi visión poco científica del fenómeno. Ahora ¿alguna de las alternativas disponibles para que ellos voten cambiaría realmente su situación?

Creo que no. Porque, pese a todo, no son una amplia mayoría y si a eso sumas su poco poder de decisión, puedes concluir que en realidad a nadie le quita el sueño que les ocurra, lo que sienten, sus esperanzas y anhelos. Sólo podrán salir adelante por sí mismos, nadie está dispuesto a ayudarlos.

No digo que eso esté bien, pero me cuesta creer lo contrario.

Rabindeleble

ahoratodostusolo dijo...

Obvio, en las próximas e inmediatas elecciones sería impracticable y poco deseable que ganaran por las condiciones que "Rabindeleble" señala, pero hay que crear las condiciones para que en futuros comicios tengan posibilidad de hacerlo (más allá de nuestros deseos partidistas y personales) e incluso gobernar bien, pero como dice kissita, eso si, es medio utópico.Creo que participación (y más encima en esferas importantes)es un antídoto (no el único) contra la delincuencia.

ahoratodostusolo dijo...

Para eso, la integración debe ser extensa, los marginados deben incorporarse a nuestra sociedad porque de manera injusta esa posibilidad se les ha negado, no han tenido derecho a optar, la participacìón electoral debe ser el resultado de la integración más amplia.

Antes de asegurarnos de que se instalen frente a un papel con varias alternativas, armados de un lápiz grafito HB, asegúrémenos de instalarlos frente a un plato digno de comida y armarlos, por lo menos, de los libros más básicos.

Rabintocable

Chica Pánica dijo...

aborrezco a quienes miran a los delincuentes como una bestia cualquiera, no creo que la sociedad sea la culpable, pero si el entorno que no es lo mismo,...la mala distribucion del ingreso, puede ser una causapero no la base del problema a mi parecer...fuera por eso...no habria gente pobre honrada...y de nueo se cae en la estigmatizacion...lo que si hay es un circulo vicioso, el que hay que cortar, y eso solo se logra con EDUCACION Y OPORTUNIDADES...

ahoratodostusolo dijo...

Pues el diagnóstico que nos plantea Nukatakarai suena fuerte y claro como el Whisper XL, ahora ¿Cómo llevarlo a la práctica? ¿Nuestro país está dispuesto? ¿Cuántas generaciones tendran que perderse en la miseria para que tu sueño sea realidad?

Rabincógnito

Chica Pánica dijo...

simplemente a nadie le interesa realmente, se lleva a cabo una reforma procesal penal en papel...pero ven alguna carcel que sirva para resocializar?, alegan por que los delincuentes salen al otro dia...pero la verdad es que no hay espacio, y menos pa un simple ladron...y si entra, sea quien sea, sale mas experto aun en el arte de la delincuencia...

ahoratodostusolo dijo...

¿Se te ocurre alguna solución? La única que se me ocurre a mi es disminuir la desigualdad de ingreso a través de las políticas públicas y eso tomaría, al menos, una o dos generaciones: miles de personas a las que deberíamos decirles "para ustedes no alcanza"

Rabiluso

Anónimo dijo...

VIOLENCIA EN CHILE.



Nadie analiza la posibilidad de actuar sobre las raíces de la delincuencia en Chile, porque eso significaría cuestionar las bases mismas del modelo de sociedad que estamos construyendo.

Ha aumentado la delincuencia entre los jóvenes en Chile, no sólo porque en Chile, durante 17 años se legitimó la violencia y la crueldad , sino porque ninguna sociedad puede contar con paz social cuando los jóvenes soportan por largos período una cesantía superior a 25% y cuando, al mismo tiempo, los ricos están cada día más ricos y cuando los jóvenes no tienen ejemplos que imitar.

Cuando saben que no es posible que su situación cambie, ya que la educación a la que tuvieron acceso es mala y que nunca podrán competir por empleo en una sociedad que pretende haber entrado a las ligas mayores y donde sus exigencias de calificación son cada vez más elitistas. Cuando saben en el fondo que no tienen esperanza.

Los jóvenes carecen de expectativas viables y, al mismo tiempo, son bombardeados hasta el hastío por la propaganda y las formas más imaginativas de publicidad. Jóvenes hermosas y radiantes les repiten desde la televisión cada quince minutos, las veinticuatro horas del día, que lograrán la felicidad, el amor y el éxito sólo si consumen y si cuentan con el dinero para hacerlo.

Si los jóvenes de localidades pobres, sin educación ni capacitación, carecen de expectativas de inserción laboral y social es posible imaginar lo que sucede en el caso de jóvenes que han tenido algún problema con la justicia. La reincidencia delictual ha sido por años superior a un 60% entre los egresados de condenas cumplidas intramuros.

El joven ve por la televisión el mundo feliz de los otros y sabe que ya no alcanza a estudiar, a obtener un título en una buena universidad, para lograr ese éxito, para comprarse el auto o tocar y amar a una de las bellas de la silicona. Para eso ya va a estar viejo.

Hay que hacer algo rápido para tener todo aquello. Ya desde pequeñitos saben que para besar, para postular a los reality shows, no hay que tener caries, olor a patas o el pelo negro y tieso. Que para poder tocar las pieles sedosas y las siliconas de las modelos de la TV hay que tener plata rápido.

Además, la sociedad actual enseña que el dinero lo es todo y que con él se tiene poder. Los ricos evaden o eluden impuestos, el que tiene plata puede ser candidato a cualquier cargo político y puede ocupar un sillón con un discurso público y otro privado.

Se puede coimear a cualquiera para que saque las leyes que a uno le interesan, se puede cultivar todo tipo de vicios y nadie te puede tocar.

Se puede manejar carteles de drogas, alcohol, prostitución y no vas a la cárcel. Ninguno de ellos nunca vio a ningún rico preso y vio todo lo que podían hacer los que lo contrataban.

Los que vinieron a servir y no "a servirse" son amparados por leyes, porque no podían vivir con "sueldos miserables" de 1 a 1,5 millones de pesos.

Las universidades que se prestan para triangulaciones o donde sus contadores desaparecen lo hacen porque no tienen presupuesto o para ayudar al desarrollo del país.

Los grandes estafadores van a Capuchinos o a los pensionados carcelarios y los esperan sus cuentas en Suiza o Gran Caimán después de pasar un tiempo, leyendo, haciendo gimnasia o escribiendo sus memorias.

Los curas están en bancarrota por las indemnizaciones. Todo se arregla pagando.

Hay que tener todo eso sea como sea, o mejor y más rápido aún, ahogarse en las drogas para olvidar, soñar y de una vez morirse.


Kopihue._

ahoratodostusolo dijo...

"Nadie analiza la posibilidad de actuar sobre las raíces de la delincuencia en Chile, porque eso significaría cuestionar las bases mismas del modelo de sociedad que estamos construyendo"

Que juicio más verdadero.

Considerando hoy 4 candidaturas en que del tema se ha hablado poco. De tal crítica, en todo caso, podríamos excluir a "Juntos Podemos" que lamentablemente no alcanza el 5% de las preferencias.

Cada sociedad tiene lo que se merece.


Rabintangible

ahoratodostusolo dijo...

Compadre, después del debate pasó el 5%. Más allá que sea de castigo, o por otras causas, vamos que se puede, ah perdón... Juntos Podemos.

Freddy

ahoratodostusolo dijo...

¿Qué le parece Lavín Peleado con los empresarios?

¿El mundo al revés?

Lo último que falta es que voten por el "Juntos Podemos"

¿Alguien duda que habrá segunda vuelta?

Rabintrigado